Ginecología

He perdido el deseo sexual tras dar a luz, ¿qué puedo hacer?

Tengo un bebé de cuatro meses. Desde hace uno y medio he vuelto a tener relaciones sexuales, pero no las disfruto. Incluso me duelen. Me estoy empezando a preocupar. ¿Es normal? ¿Qué puedo hacer?

Dra. Pilar de la Cueva - Ginecóloga experta del Comité Técnico de la Estrategia de Atención al Parto

Es muy frecuente este tipo de consulta entre mujeres que acaban de ser madre. ¿Pero qué podemos considerar "normal" y qué no en cuanto a salud sexual tras el parto?

La realidad es que el deseo sexual suele disminuir los primeros meses posteriores al parto, ya que las hormonas hacen que la libido de la mujer se oriente hacia su bebé.

Se ponen todos los mecanismos biofisiológicos al servicio del recién nacido para procurarle alimento, ternura y descanso, y otras áreas de la vida, como la apetencia sexual, quedan un tanto descuidadas por nuestro organismo.

Ocurre así no solamente en los seres humanos sino en otras especies de mamíferos. Esto es completamente natural y no deberías preocuparte en exceso si notas un descenso de tu actividad sexual y de tu libido.

Aun así, nunca hay que considerar normal una dificultad seria en las relaciones, sea cual sea la causa: es probable que exista alguna razón médica o psicológica que esté detrás de estas dificultades.

Una revisión médica con tu ginecólogo de confianza servirá para descartar problemas derivados del parto que puedan estar afectando a tu vida sexual, sobre todo si durante el parto te hicieron una episiotomía o una sutura.

Si hay sequedad vaginal, puedes utilizar un lubricante de los que venden en farmacias. Si no se detectan problemas, presta atención a cómo te encuentras, si estás muy cansada o si agradecerías otro tipo de contacto afectivo distinto al que recibías antes de ser mamá.

Habla con tu pareja, y si no os sentís tranquilos, consultad con un experto que os pueda orientar y mostrar otras formas de gozar de vuestra sexualidad durante esta nueva etapa de la vida.