Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Los médicos establecen tres categorías de riesgo covid según el nivel de inflamación
iStock by Getty Images

Una nueva investigación a través del análisis retrospectivo de más de 17.000 pacientes de covid ha permitido a la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) determinar los tres niveles de riesgo del paciente de covid.

Este hallazgo, publicado en la revista Journal of Clinical Medicine, se basa en la comparación de distintos valores de inflamación del paciente.

Como sabes, la inflamación es uno de los mecanismos con los que actúa el sistema inmunológico frente a las infecciones. Los datos que tener en consideración son técnicos: recuento de linfocitos, valores de la proteína C o ferritina, entre otros. Pero son interesantes porque los resultados muy significativos.

Los tres niveles de riesgo

A partir de la analítica hecha en el momento del ingreso hospitalario de los pacientes y de la evolución posterior se han podido establecer los tres niveles de riesgo:

  • Riesgo bajo: todos los valores están en el primer tercio del gráfico.
  • Riesgo alto: cuando alguno de los parámetros se encuentra en el tercer tercio.
  • Riesgo medio: los valores que se mueven entre el primer y segundo tercio de la gráfica.

Para los autores, la utilidad no se limita solo a calibrar el riesgo inicial al que se enfrenta un paciente en las complicaciones de la covid.

Se trata de una "herramienta crucial para mejorar el pronóstico"

También puede servir como generador de hipótesis sobre qué régimen farmacológico puede ser mejor según el grado de respuesta inflamatoria”, explica el doctor Manuel Rubio-Rivas, primer firmante del artículo.

Es decir, se propone como una "herramienta crucial para mejorar el pronóstico de los pacientes que requieren hospitalización”.

La inflamación es un factor clave

Según recuerdan los investigadores, desde el comienzo de la pandemia, “la inflamación ha sido sinónimo de complicaciones clínicas durante el ingreso y, en última instancia, ha aumentado la probabilidad de muerte”.

Este estudio no solo confirma esta observación, sino que también define cuál va a ser la evolución más probable, en términos de uso de recursos: necesidad de cánula nasal, ventilación mecánica no invasiva (máscara) o traqueotomía.

  • También, por tanto, de cuántos es probable que requieran entrar en la UCI y consecuentemente riesgo de muerte.

Basar la estrategia terapéutica en el estado respiratorio del paciente es un error”, asegura el doctor Rubio-Rivas

  • La inflamación se produce ya antes al deterioro respiratorio.

No sacar partido de esa información analítica de la que disponemos unos días antes de ese deterioro se traduce en un aumento de mortalidad”, añade el médico internista.

Un modo de reducir la mortalidad

Este hallazgo es muy importante porque pone en evidencia un error que se está cometiendo durante la pandemia.

La inflamación llega antes que los problemas respiratorios

Hay muchos pacientes ingresados con datos de inflamación y no están bajo ningún tratamiento adecuado, porque su estado respiratorio todavía es correcto”, explica.

  • Estos tratamientos serían fármacos inmunosupresores y antiinflamatorios.
  • No tratar estos problemas se traduce en una mortalidad de hasta un 20%.

“Hay que ir por delante de la enfermedad y no por detrás", zanja el doctor Rubio-Rivas.

Permite dar de alta antes

Teniendo en cuenta estos semáforos del riesgo, se debe “considerar cuidadosamente la necesidad de mantener el ingreso hospitalario de los pacientes en la categoría de bajo riesgo”.

  • Los investigadores creen que un seguimiento ambulatorio estrecho sería más apropiado para estos pacientes.

Lo que es fundamental es sobre todo detectar y actuar con los pacientes que forman la categoría de riesgo alto.

De los resultados obtenidos se desprende que no solo es importante si los pacientes pertenecen o no a la categoría de alto riesgo, sino también cuántos parámetros de alto riesgo se cumplen.

Al respecto, “aún no está claro si alguno de los parámetros analizados tiene mayor importancia que los demás”, admite el doctor.

El perfil de alto riesgo

Respecto a quién es el paciente más propenso a formar parte de ese grupo de alto riesgo, los datos no son ninguna sorpresa.

El estudio confirma los varones de más edad como el colectivo de más riesgo

Son las personas de las edades más adultas y que, por fortuna, se han visto muy beneficiadas por la estrategia de vacunación en nuestro país.

Hasta la fecha no hay una respuesta definitiva sobre por qué los pacientes de edad avanzada, especialmente los hombres y aquellos con ciertas comorbilidades, se inflaman más.

Lo que está claro, reiteran los investigadores, es que “la respuesta inflamatoria de estos pacientes es ciertamente mayor”, añade el internista.