La protección de las vacunas a la covid por ómicron baja en diez semanas

La protección que dan las vacunas a tener una covid con síntomas es del 70% frente a ómicron y la tercera dosis mantiene esa protección solo dos meses y medio. Luego baja hasta el 45% si la vacuna es de Moderna. Baja más si es Pfizer. Aun así, las vacunas siguen protegiendo de hospitalizaciones.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

omicron vacunas

La tercera dosis de la vacuna contra la covid puede frenar la sexta ola de la pandemia. Y de hecho, lo está consiguiendo en todos los grupos de edad que se están vacunando.

Sin embargo, esta inmunidad, por lo que se refiere a la capacidad de frenar la enfermedad sintomática, parece tener un límite más corto de lo previsto.

Así lo destaca un gran estudio hecho por las autoridades sanitarias del Reino Unido, que se ha basado en análisis de más de 56.000 contagiados.

La inmunidad baja en tres meses

Las vacunas siguen siendo efectivas y lo más importante es que protegen sobre todo de hospitalizaciones y enfermedad grave. Pero esta protección decae y especialmente contra ómicron.

La inmunidad baja rápidamente al 45% para prevenir desarrollar la covid

La inmunidad no baja de golpe, sino que es un descenso gradual. Y, según los datos del Reino Unido, también depende del tipo de vacuna que nos pongamos.

  • Los vacunados con Pfizer consiguen un 70% de eficacia para prevenir la covid.

Eso significa que hemos pasado de que con la variante inicial de Wuhan solo hubiera menos del 10% de casos a que ahora desarrollen la covid con ómicron un 30% de contagiados, incluso con tres dosis.

Lo que ha descubierto el estudio es que pasadas diez semanas (dos meses y medio), el número de personas que no desarrollan la covid si se contagian baja al 45%. Es menos de la mitad.

Las autoridades sanitarias de Israel han tomado buena cuenta de ello. Como son los primeros que se vacunaron y se pusieron la tercera dosis ya han empezado a poner una cuarta dosis.

Hay diferencias según la vacuna

Son datos significativos. Lo que no implica que tengamos que entrar en pánico. Ómicron está dando más casos leves. Estamos hablando de personas que van a desarrollar covid con síntomas. No casos de covid grave y hospitalizaciones.

Esos síntomas pueden ser simplemente molestias en la garganta y dolor de cabeza.

Como bien sabes, las vacunas siguen aportando protección, incluso solo con dos dosis, y suponen una significativa reducción de hospitalizaciones.

El estudio británico también señala que los datos son mejores con la vacuna de Moderna.

  • La protección con Pfizer y la tercera dosis de Moderna hace aumentar la inmunidad al 75%.

No hay datos de cuánto tiempo se mantiene esta inmunidad. A las diez semanas parece mantenerse al menos al 70%.

Los vacunados antes con AstraZeneca tienen un descenso de inmunidad mayor:

  • Si la tercera dosis es con Pfizer, la inmunidad es del 60% y a las diez semanas baja al 35%.
  • Si la tercera dosis es de Moderna, es también del 60% y luego baja al 45%.

Moderna da más anticuerpos

No hay datos sobre los vacunados con Janssen, puesto que en el Reino Unido son pocos los vacunados con este inmunógeno. Ni tampoco los que se han vacunado solo con Moderna en todas las dosis.

Un estudio sostiene que la respuesta de Moderna es la más potente

Precisamente, otro estudio de la Universidad de Columbia, publicado en la revista Nature, aporta datos sobre Moderna que confirman que tiene mejor respuesta frente a la variante ómicron.

Han analizado la respuesta inmune después de la tercera dosis de la vacuna.

  • Con Moderna se consigue un número de anticuerpos más alto incluso con menos cantidad de vacuna que la que se consigue con Pfizer.

En todo caso, los resultados de ambas vacunas de ARN mensajero son mejores que los análisis de las vacunas con vector viral o adenovirus, las de Janssen y AstraZeneca.

El contagio con ómicron dura menos

Estos resultados hay que tomarlos con precaución porque los inmunólogos insisten en que la respuesta de nuestras defensas es más amplia y compleja. No podemos limitarnos a contar solo anticuerpos. La defensa celular, con macrófagos, que matan las células infectadas es también fundamental.

Por eso es fundamental en plena pandemia observar los resultados poblacionales, como los del estudio británico, que cuenta enfermos y no anticuerpos.

Otro factor que se debe contabilizar en la pandemia es el tiempo en que se puede ser infectivo. Ómicron también parece reducir este periodo. Las autoridades sanitarias estadounidenses han pedido que se reduzca la cuarentena.

  • La evidencia es los positivos transmiten entre 1 y 2 días antes de presentar síntomas y entre 2 y 3 días después.

Varios países, como Grecia, ya han optado por reducir las cuarentenas de diez a cinco días.