cepillo dientes manual electrico

Actualizado a

cepillo dientes manual electrico

Antes de nada, hay que dejar claro que se puede hacer un cepillado dental eficaz tanto con un cepillo de dientes manual como con uno eléctrico, siempre que se sigan unas recomendaciones básicas.

Aunque hay necesidades y gustos para todo, según los propios dentistas es cierto que determinados cepillos eléctricos demuestran ventajas sobre los cepillos manuales.

Las ventajas del eléctrico

Básicamente son dos:

  • Reduce más la placa bacteriana, que es la responsable de la producción de caries y de gingivitis.
  • Son más respetuosos con el esmalte. Estos aparatos tienen un mecanismo de control de la presión que evita que se produzca una abrasión en la superficie de los dientes, respetando así el esmalte dental.

Relacionado con este artículo

Además, se ha comprobado que las personas que usan cepillos eléctricos suelen dedicar más tiempo al cepillado (entre un 20 y un 40% más) que los que emplean cepillos manuales. Esto se puede deber a que los usuarios se cansan menos o que están más concienciados de la importancia de la higiene bucodental.

Un cepillado de 2 minutos es lo ideal para unos dientes sanos

En este sentido, los cepillos eléctricos de última generación emiten una señal acústica o vibratoria que avisa de que han transcurrido los 2 minutos necesarios para un correcto cepillado.

Cómo elegir el mejor cepillo dental

Ante la duda de cuál es el más idóneo, la evidencia científica actual resalta que los cepillos eléctricos con tecnología "oscilante-rotatoria" consiguen mejores resultados de limpieza y reducen la placa bacteriana un 20% más que otros sistemas.

El campo de desarrollo e investigación en el mundo de los cepillos eléctricos es muy amplio y ya se dispone de tecnologías muy avanzadas que permiten registrar el tiempo de cepillado en cada zona de la boca, corregir defectos de cepillado, conectar el cepillo a dispositivos bluetooth, etc. Realmente estamos solo al inicio de una auténtica revolución en este campo, en beneficio de la salud bucodental.

Relacionado con este artículo

  • Los cepillos eléctricos, además, son muy recomendables para personas que tengan alguna enfermedad, discapacidad, problemas o limitaciones a la hora de mantener su higiene personal. Del mismo modo, para sus familiares o cuidadores será mucho más práctico y eficaz utilizar un cepillo eléctrico que uno manual.

guía para usar el cepillo manual

En el mercado encontramos cepillos de dientes para todos los gustos. La primera precaución que se debe tener en cuenta a la hora de elegirlo es si se necesita un cepillo normal o uno específico, pero será el dentista quien lo recomiende. Básicamente, son 3 los parámetros en los que debemos fijarnos:

Hay casos en que el manual puede ser más adecuado

  • En la dureza de las cerdas del cepillo (no deben usarse cepillos de dureza alta).
  • En el tamaño de la cabeza del cepillo (debe poder alcanzar todos los rincones de la boca)
  • En el diseño del cepillo (más o menos curvado).

En este sentido, hay circunstancias en las que puede ser más conveniente usar un cepillo manual a uno eléctrico:

  • Después de una cirugía en la que haya puntos de sutura o exista una zona dolorida. En este caso, un cepillo manual de cerdas ultrasuaves permite un cepillado más delicado y se puede controlar mejor la velocidad y la intensidad a la hora de limpiar la zona afectada.

En el caso de los niños se recomienda los cepillos manuales

  • Las personas con ortodoncia, puesto que los cepillos eléctricos pueden desprender algún alambre o bracket si no se usan con cuidado. En este caso, el dentista recomendará el cepillo manual más adecuado para el paciente.
  • En el caso de los niños, aunque no hay motivo por el que no puedan usar uno eléctrico, la fidelización del cepillado suele hacerse con cepillo manual, ya que todavía hay más oferta de este tipo de cepillos para su tamaño de boca y manos.

cómo cuidar bien la boca

Tanto si se usa un cepillo eléctrico como uno manual, hay que seguir una serie de recomendaciones para una correcta higiene bucodental:

  • Cepillarse, al menos, dos veces al día durante dos minutos con pasta dentífrica fluorada.
  • Seguir un orden específico del cepillado para no olvidar ninguna zona.
  • Cepillar también la lengua.
  • Una vez al día, usar seda dental o cepillos interdentales.
  • Cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses.

Tags relacionados

Dr. Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas