Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Fofisanos
iStock by Getty Images

El sobrepeso está considerado un indicador de mala salud, sobre todo a medida que se van cumpliendo años. Sin embargo, esto podría ser una verdad a medias, en especial para aquellas personas que están en forma pero les sobran algunos kilos: los llamados fofisanos.

Las personas mayores que son "fit" (saludables) porque tienen una potencia muscular alta viven más años de media que los que tienen una potencia muscular baja. Así lo ha demostrado el estudio multicéntrico EXERNET, impulsado por investigadores del CIBERFES del Grupo GENUD Toledo (Universidad de Castilla-La Mancha - UCLM).

El efecto protector de la musculatura

El término fofisano proviene del inglés "fat but fit", que traducido literalmente sería "gordo pero sano".

El estudio al que nos referimos ha demostrado que los fofisanos, las personas adultas con ligera obesidad pero que están en forma, tienen mejor pronóstico que las personas delgadas pero que no están en forma.

  • Y esto es así al margen de su Índice de Masa Corporal (IMC), su circunferencia de cintura o su porcentaje de grasa.
  • También es independiente de factores como la hipertensión, el tabaquismo o incluso la inactividad física en edades avanzadas.

En la investigación que acaba de publicarse en la revista British Journal of Sports Medicine, el coordinador del estudio Ignacio Ara explica que "si tienes suficiente potencia muscular (fit) no es tan relevante si eres obeso o no; lo realmente importante en personas mayores para predecir la mortalidad es la potencia muscular". Así de real es el efecto protector de una musculatura en forma.

La paradoja de los fofisanos

Ya se sabía que la forma física es uno de los predictores de mortalidad en personas adultas. A mayor forma física, mayor esperanza de vida y a la inversa.

Tanto es así que las personas con obesidad o enfermedad metabólica que tienen una buena capacidad cardiorrespiratoria presentan un menor riesgo de mortalidad en comparación con personas sin obesidad, pero con bajo fondo físico.

Es la paradoja de los fofisanos. Sin embargo, los investigadores del CIBERFES han indagado si se cumple en personas mayores cuando se analiza la potencia muscular. Y a tenor de los resultados del estudio, sí se cumple:

  • Los investigadores han hecho un seguimiento de la mortalidad durante 9 años entre 2.563 personas de 65 a 91 años que han participado en el estudio EXERNET.
  • Se ha visto que las personas que tenían un buen nivel de masa muscular registraron una reducción de la mortalidad por todas las causas al finalizar los 9 años estudiados. Y esto era así independientemente de la obesidad (se evaluó según el IMC, el porcentaje de grasa o la circunferencia de cintura).
  • Se ha observado también que ser delgado es un factor que se relaciona con una mayor supervivencia solo cuando se acompaña de unos buenos niveles de potencia muscular.

Diferencia entre potencia y fuerza muscular

Seguramente has oído en más de una ocasión que además de realizar ejercicio cardiovascular es importante fortalecer los músculos.

Sin embargo, no es lo mismo la fuerza muscular que la potencia muscular.

  • La fuerza muscular es el esfuerzo bruto que realiza el músculo al hacer el ejercicio.
  • Mientras que la potencia muscular es la combinación del esfuerzo que realiza el músculo con la velocidad y la coordinación del movimiento.

Así pues, levantar pesas una sola vez requiere de fuerza muscular, pero levantarlas varias veces y lo más rápido posible requiere potencia muscular.

Cómo mejorar tu potencia muscular

Tal y como se deduce del estudio del CIBERFES, trabajar la potencia muscular a lo largo de toda la vida es una inversión de futuro que revierte en una mejor salud en edades avanzadas y en mayor esperanza de vida.

Para mejorar tu potencia muscular se recomienda hacer ejercicios con pesas dos o tres veces por semana siguiendo estos consejos:

  • Elige pesas que no sean ni muy ligeras ni muy pesadas. No deben ser excesivamente fáciles de levantar pero tampoco imposible.
  • Realiza entre 1 y 3 series de levantamientos con 8 repeticiones cada una. Si no estás acostumbrado empieza de forma progresiva.
  • Tienes que entrenar tanto la parte superior del cuerpo como la inferior.
  • El dolor es señal de alarma. Si el ejercicio te resulta difícil reduce el peso o las repeticiones.

Y recuerda que antes de empezar a practicar cualquier rutina de ejercicios conviene consultar con el médico y un experto en fitness.