por que retienes tanto liquido

Actualizado el

por que retienes tanto liquido

El problema de la hinchazón se ceba especialmente en las mujeres debido a los cambios hormonales, pero ¿por qué unas lo sufren mucho más que otras?

A continuación detallamos algunos de los factores más relevantes que desencadenan este proceso. Dependiendo del modo en que funciona tu sistema linfático o en función de lo activa que seas, tendrás más o menos posibilidades de retener líquidos.

  • El sistema linfático se encarga de drenar el líquido conocido como linfa y filtrarlo al torrente sanguíneo, pero a veces (puede ocurrir incluso por una pequeña infección) ese circuito se vuelve más lento, más ineficaz… y el líquido se acumula entre los tejidos en lugar de volver a la sangre.
  • Los líquidos que recorren el cuerpo –la linfa y la sangre– necesitan movimiento para que circulen bien. Cuanto más tiempo permanezcas sentada, más se acumulan.

EL CALOR FAVORECE la hinchazón

Además del funcionamiento del sistema linfático o de tu nivel de actividad, hay factores externos que determinan la aparición e intensidad de la retención de líquidos. El principal es el calor que nos acompaña los meses de verano.

  • Cuando la temperatura es alta, los vasos sanguíneos se dilatan y, cuando esto ocurre, la sangre fluye con mucha más lentitud.

Cuando el sistema linfático se vuelve lento, el líquido se acumula entre los tejidos

  • Con esos vasos dilatados, la sangre se acumula en los capilares, sube la presión local y los líquidos se vierten más fácilmente a los tejidos.

Demasiados hidratos

La alimentación es otro factor fundamental a tener en cuenta. Cuando consumimos alimentos ricos en hidratos de carbono nuestro organismo los descompone en glucosa y los almacena en los músculos en forma de glucógeno.

Relacionado con este artículo

Si tomamos muchos hidratos de carbono en una comida podemos ganar peso en forma de agua durante las primeras horas posteriores a la comida.

Igualmente, una dieta deficiente en proteínas favorece la retención. Para evitarlo es importante comer proteína. Eso sí, sin abusar.

  • De modo que el equilibrio hídrico del organismo depende de una alimentación que incluya los tipos y cantidad de nutrientes adecuados.

La acumulación de líquidos puede hacer que peses 1,5 kg más en un solo día

la sal aumenta la retención

Si a una comida rica en hidratos de carbono, además contiene mucha sal, nos encontramos con un factor añadido que favorece la retención de agua corporal.

Relacionado con este artículo

Por último, el cuerpo reacciona produciendo una fuerte descarga de histamina cuando come algo que le sienta mal, dando lugar a una importante retención.

SEÑALES QUE TE AVISAN

Si sospechas que desde que ha comenzado el verano estás reteniendo más líquidos, hay algunos indicios que te lo pueden confirmar:

  • Si te cuesta quitarte el anillo.
  • Cuando las tiras de las sandalias se marcan en tus pies.

Las cremas y los caldos aportan agua y ayudan a deshincharse

  • Si te cuesta abrochar la falda o el pantalón “de siempre”.
  • Te pesas y la báscula señala uno o dos kilos más.

Momentos críticos

Hay multitud de situaciones que afectan más a las mujeres (algunos hombres tampoco se libran) y que dan lugar al "efecto globo" o hinchazón.

Relacionado con este artículo

  • Días antes de la regla. Por lo general, dos semanas antes del periodo se hincha el cuerpo.
  • Al tomar anticonceptivos orales con estrógenos se favorece esa retención. Y lo mismo suele ocurrir si sigues un tratamiento con antiinflamatorios.
  • En la menopausia. Tanto los estrógenos como los gestágenos (por ejemplo, la progesterona) influyen en el equilibrio hídrico del organismo. Por ese motivo, cuando disminuyen los primeros aumenta el riesgo de edema.

MENÚS QUE deshinchan

En general, todas las frutas y verduras contienen bastante potasio y nada de sodio, lo que las convierte en el grupo de alimentos con más efecto diurético.

  • Las frutas que más deshinchan. La sandía, el melón, la pera, las uvas, el níspero, la manzana y el melocotón aumentan la producción de orina.
  • Verduras que te convienen. Apio, alcachofa, espárrago, pepino, calabacín, puerro y cebolla son las más diuréticas.
  • Aumenta las veces que tomas sopas frías y cremas tibias: aportan una larga lista de nutrientes (añade diferentes vegetales) y deshinchan.
  • Las infusiones son útiles cuando más retienes. Por ejemplo, en situaciones de estrés o si tienes la regla.