dolor

Actualizado a

dolor

¿Eres una de las muchas personas que conviven con el dolor? Según la Sociedad Española del Dolor, unos diez millones de españoles lo sufren de forma constante.

En este artículo te proponemos un test que te permitirá evaluar cómo afecta el dolor a tu calidad de vida. Además, a la vez te proponemos algunas pautas que puedes empezar a aplicar a tu día a día para gestionar los periodos más críticos.

  • Haz una valoración de cada afirmación que vas a encontrar a continuación y apunta el número al que corresponde tu elección (verás que van del 1 al 5) ya que al final deberás sumar todos esos puntos para obtener un resultado.

1. Por la noche el dolor me mantiene despierto

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

DEBES SABER QUE... Entre el sueño y el dolor existe una relación de dos direcciones: quienes viven con dolor duermen peor que el resto de la población, ya sea porque tienen un sueño poco profundo (y poco reparador) o porque no logran descansar el número de horas necesario.

Pero ocurre también que cuando las malas noches se repiten nos volvemos, por lo general, más sensibles y nuestro umbral del dolor desciende.

Relacionado con este artículo

TOMA MEDIDAS: como ves, el insomnio "acaba doliendo", por eso conviene no dejar que se cronifique y buscar las herramientas necesarias para tener una buena higiene del sueño (cenas adecuadas, el entorno idóneo, evitar estímulos a última hora, relajación y respiración abdominal para desconectar…).

2. Todo lo que hago o veo me lo recuerda

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

DEBES SABER QUE... Los expertos nos recuerdan que el dolor es una actividad perceptiva y, como todas las que requieren interés y concentración, su intensidad y repetición depende –además de la intensidad del estímulo doloroso y de la situación en que se produzca– del grado de atención que le prestemos.

Desviar la atención puede atenuar la percepción del dolor

TOMA MEDIDAS: Por eso, y así se ha demostrado en multitud de experimentos, cuanto menos atraiga nuestra atención, más se contribuye a regularlo de manera "natural".

  • Así, y aunque hacerlo no es tarea fácil, vale la pena intentar desviar la atención como primera pauta para reducir el sufrimiento.

3. Evito las actividades que causan dolor

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

SABÍAS QUE... La Universidad de Colorado (EE. UU.) ha demostrado que nuestro cuerpo usa dos "autopistas" diferentes en función del tipo de mensaje que quiere enviar al cerebro:

  • Cuando transmite señales de dolor lo hace a través de los nervios para llegar directamente a las áreas que se encargan de percibir esta sensación, como la llamada corteza cingulada anterior.
  • Si se trata de mensajes positivos para reducir la sensación dolorosa se dirigen a la corteza prefrontal medial y al núcleo accumbens, unas zonas relacionadas con la recompensa y el placer, pero también con la motivación.

Relacionado con este artículo

TOMA MEDIDAS: Generar mensajes positivos es un ejercicio que contribuye a modular la sensación de dolor.

  • Gracias a las hormonas del bienestar que se liberan al practicarlo, el cuerpo manda mensajes positivos a la amígdala, el área cerebral relacionada con el placer y, seguramente, ayude a acallar la autopista que transporta mensajes negativos (que nos hace más sensibles al dolor).

4. Temo que sea el comienzo de un problema terrible

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

SABÍAS QUE... Quizás esta percepción esté marcada por algún hecho de tu infancia. El umbral del dolor se relaciona con el hipotálamo, la amígdala cerebral y la gestión de los sentimientos. Y se ha comprobado que los acontecimientos que vivimos en los primeros años de vida pueden marcar nuestra percepción del dolor.

  • Así, por ejemplo, si hemos vivido en un entorno donde ha predominado el dolor y este ha desencadenado acontecimientos vitales, aunque no se haya padecido en primera persona, influirá claramente en la forma de sentirlo.

5. Parece que me molesta más que a otras personas

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

DEBES SABER... La Ciencia ha demostrado que existe una relación muy estrecha entre las emociones y el dolor.

Cada persona tiene una reacción propia ante el sufrimiento físico, pero se sabe que, dependiendo de cómo afecte al plano emocional, la reacción y la actitud ante ese problema serán mejores o peores.

El estado de ánimo es un factor que afecta a sentir más o menos dolor

TOMA MEDIDAS: Por eso, resultan de gran utilidad las técnicas para gestionar las emociones y los estados de ánimo, en tanto que son los impulsos nerviosos los que activan e intensifican los dolores crónicos.

6. Pienso en el dolor incluso cuando no lo digo

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

SABÍAS QUE... En Estados Unidos se aboga últimamente –porque han visto que se obtienen más beneficios– por educar a los pacientes con dolor en dos conceptos clave:

  • Flexibilidad psicológica. Consiste en aceptar la situación (abrirse en cada momento a lo que venga) y acceder a realizar ciertos cambios en el comportamiento, en lugar de tratar de centrarse a toda costa en reducir los síntomas.
  • Acción comprometida o, lo que es lo mismo, comprometerse con uno mismo a emprender acciones que ayuden a reducir la sensación de dolor.

7. No logro soportarlo

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

SABÍAS QUE... Unas personas son más sensibles que otras al dolor, pero esta percepción varía en función del momento vital en que nos encontramos. Así, el umbral del dolor no depende solo del estímulo doloroso, sino de toda una serie de factores externos.

TOMA MEDIDAS: se ha comprobado que, ante las mismas experiencias, el umbral del dolor se puede modificar mediante técnicas de relajación, meditación, mindfulness..

8. Cuando me duele, nada parece real

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

TOMA MEDIDAS: Quizá te vendría bien aprender técnicas de relajación para controlar esa sensación de descontrol.

  • Practica un rato cada día. Los ejercicios de respiración y meditación te ayudarán a relajarte y a aliviar la tensión muscular.
  • Si tus músculos se relajan, el dolor disminuye. Y, como te sientes menos ansioso, tu tolerancia ante las molestias mejora.

9. Me medico ante el mínimo dolor

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

DEBES SABER... Hay que tener en cuenta que los fármacos tienen limitaciones.

Los opioides, los fármacos más usados contra el dolor persistente no oncológico, parece que no logran a largo plazo mejorar al paciente ni aumentar lo que se conoce como 'Calidad de Vida Relacionada con la Salud', un indicador que se usa para valorar la utilidad de un medicamento concreto.

  • De ahí que buscar nuevas formas de rebajarlo sea una prioridad absoluta. Y esas nuevas soluciones pasan, según parece, por "engañar" al cerebro.

10. Las sensaciones de dolor me aterran

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

SABÍAS QUE... Jennifer Graham-Engeland, investigadora de la Universidad de Pensilvania (EE. UU.), ha comprobado que las emociones negativas (ira, enfado, tristeza…) promueven que se desencadene un mayor nivel de inflamación ante un estímulo doloroso (apretar una articulación ya de por sí dolorida, por ejemplo).

Relacionado con este artículo

En sus experimentos comprobó mediante análisis de sangre el nivel de inflamación que presentaban los pacientes después de asistir a dos tipos de visitas: unas rutinarias de control y otras en las que el médico les proponía hablar sobre emociones negativas que hubieran experimentado recientemente.

  • Los análisis revelaron que, en este segundo caso, los marcadores inflamatorios eran más altos.

11. Además de dolor, tengo muchas molestias digestivas

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

DEBES SABER QUE... Si presentas sobrepeso, debes tener en cuenta que este ese exceso de kilos puede agravar la sensación de dolor.

Las personas con un gran sobrepeso quizá deban hacer frente a más problemas articulares que les generen gran dolor. La Universidad de Michigan (EE. UU.) ha comprobado que al reducir un 10% el peso corporal disminuye ese sufrimiento y se alivia el dolor en zonas como pecho, abdomen, brazos o mandíbula.

  • Faltan estudios para descubrir por qué se reducen esas molestias, pero se cree que al perder peso "se liberan" áreas del sistema nervioso central.

12. Cuando lo sufro me alejo de la gente

  1. Nada de acuerdo
  2. Algo de acuerdo
  3. Bastante de acuerdo
  4. Muy de acuerdo
  5. Totalmente de acuerdo

SABÍAS QUE... Aunque prefieras aislarte porque no te encuentras bien, debes saber que esta táctica puede resultar contraproducente a la hora de enfrentarse al dolor.

TOMA MEDIDAS: Cuando nos distraemos con actividades que nos resultan placenteras, el cerebro libera serotonina y otras sustancias que funcionan como opiáceos endógenos (sustancias anti-dolor internas) y eso, aseguran los expertos, es una manera de modular la sensación de dolor.

LOS RESULTADOS DE ESTE TEST

Suma los números que corresponden a la valoración que tú has elegido en cada pregunta (has visto que van del 1 al 5).

Cuanto más se acerque el resultado a 60 (el máximo si eligieras siempre la respuesta "totalmente de acuerdo", que es la de mayor puntuación), es que más afecta el dolor a tu calidad de vida.

  • Las medidas propuestas se basan en estudios que han realizado diferentes investigaciones pero no a todo el mundo le pueden funcionar igual. Lo importante es ponerte en manos de profesionales que te ayuden a gestionar el dolor de la manera más eficaz para tu caso en particular.

Tags relacionados