depre

Actualizado a

depre

Apatía, malestar, tristeza a todas horas, falta de interés por cosas que antes nos gustaban... La depresión es una de las enfermedades mentales más frecuentes en nuestra sociedad.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo. Y España es el cuarto país de Europa con más casos: unos 2 millones de personas.

La depresión se cura y, para lograrlo, hay que identificarla cuanto antes y ponerle remedio. Saber Vivir ha consultado con cuatro de los psiquiatras más prestigiosos de nuestro país. Ellos te cuentan las claves para que puedas superarla.

dr. luis rojas marcos: "un diálogo positivo contigo mismo"

Es uno de nuestros psiquiatras más conocidos a nivel internacional y un firme defensor de que mantener un espíritu positivo tiene un inmenso poder reparador incluso en momentos de adversidad.

Para el Dr. Rojas Marcos, si crees que nunca podrás deshacerte de tu visión negativa de la vida, te equivocas:

  • “Gracias a la capacidad que tenemos para razonar, aprender y cambiar, podemos aumentar nuestra perspectiva optimista. Para ello, lo primero que debemos hacer es observar cómo pensamos y nos hablamos a nosotros mismos”.

La clave está en observar el tono en que te hablas a ti mismo

Una de las claves es fomentar un diálogo interior estimulante y positivo.

  • "Nos ayuda a superar desafíos y a identificar pensamientos o comportamientos perjudiciales que alimentan problemas como la ansiedad o la depresión”.

Además de esas conversaciones positivas con nosotros mismos, abrirnos y expresar lo que sentimos también es imprescindible.

  • La conexión afectiva con los demás y los vínculos de cariño y apoyo mutuo son ingredientes que nos ayudan a superar adversidades y potentes incentivos para luchar”.
  • "También está demostrado que las tareas de voluntariado ayudan a prevenir la depresión: nos hacen más proclives a mantener una visión optimista y la satisfacción que sentimos al ayudar a los demás amortigua sensaciones de soledad o tristeza."

Dra. María Inés López-Ibor: "Dedica tiempo a saber cómo sientes"

Hija y nieta de eminentes psiquiatras que marcaron la historia de esta especialidad en nuestro país, la Dra. López-Ibor ha dedicado muchas horas de su carrera a investigar cuándo y por qué la tristeza deja de ser un sentimiento normal y se convierte en el síntoma de una enfermedad.

  • Para entender cómo funciona este sentimiento vital es importante dedicar tiempo a conocernos mejor, a entender por qué reaccionamos de una manera determinada o por qué tenemos ciertos sentimientos".
  • "Esta conexión nos protege y nos permite afrontar mejor la soledad, la tristeza, la ansiedad...”.

Relacionado con este artículo

Se sabe que la herencia familiar puede hacernos más proclives a sufrir depresión, pero no tiene por qué manifestarse.

  • Se han identificado hasta 249 genes que podrían estar implicados en los episodios depresivos. Por eso, si en nuestra familia hay antecedentes, es posible que tengamos más riesgo".
  • "Pero debes saber que no es determinante, porque se ha visto que si nuestras situaciones vitales son favorables no tiene por qué expresarse”.

Vivir en un ambiente negativo o con mucho estrés, también nos hace más vulnerables.

Que en tu familia haya casos no significa que lo vayas a sufrir tú sin remedio

  • Para protegernos, lo mejor es llevar una vida ordenada, con relaciones positivas y sentido del humor".
  • "Y otro consejo: a veces, olvidarse de uno mismo y pensar en los demás es el mejor antídoto contra la tristeza”.

dra. Marina Díaz-Marsá: "Menos horas solo y más con amigos"

Si echamos la vista atrás, nos da la impresión de que en la época de nuestros padres o abuelos la gente no se deprimía tanto. ¿Quizá es la vida moderna la que nos hace ser más “vulnerables”? La presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid lo tiene claro:

  • Vivimos en una sociedad con demasiadas demandas, basada en la productividad y con mucho estrés".
  • "Pero también influye que no tenemos tiempo para la introspección y la reflexión, que los valores se limitan a los logros personales y que la capacidad de tolerar la frustración es muy limitada”.

Otro gran problema de nuestros días es que, a pesar de vivir en un mundo más conectado que nunca, hay muchísima gente que se siente sola.

  • Las relaciones reales se basan en compartir y en estar, y eso solo es posible desde la intimidad y la vinculación real. En las redes sociales, únicamente se comunican los aspectos positivos, mientras que con los amigos de verdad se comparte todo".

Relacionado con este artículo

  • "Comparar la vida propia con las vivencias irreales y llenas de felicidad que muestran otros en internet puede contribuir a que creamos que nuestra existencia es menos interesante".
  • "Ante esta situación no hay ninguna duda de que el mejor consejo es pasar menos tiempo en las redes y más con amigos y familia”.

La autoexigencia también acaba pasándonos factura. Muchas veces somos nosotros mismos los que nos imponemos una gran presión, queremos llegar a todo y nos frustramos si no lo logramos.

Seguir las vidas ajenas en las redes sociales nos puede hacer pensar que nuestra es vida es menos feliz

  • Frente a eso, lo principal es ser conscientes de que todos somos vulnerables y limitados: cuando se quieren abarcar muchas cosas no se puede ser excelente en todo".
  • "No se trata de ser mediocre, sino de tolerar la limitación humana y de valorar las cosas que realmente dan sentido a la vida”.

dr. Jerónimo Saiz: "Huye de la idea de que nunca podrás superarlo"

Desde la perspectiva que le ofrece su larga carrera, el Dr. Saiz, catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Alcalá, no lo duda: la depresión sigue siendo un problema de primer orden.

  • Como sociedad, lo primero que debemos hacer es tener claro de qué se trata".
  • Lo que coloquialmente conocemos como ‘la depre’ (has discutido con la pareja, no te acaba de gustar tu trabajo...) no es una depresión. Cuando esta aparece, los síntomas son permanentes (no a ratos o días sueltos)”.

Relacionado con este artículo

Para quien no lo ha vivido en primera persona, a veces es difícil comprender cómo se siente una persona deprimida, sobre todo porque la enfermedad hace que veamos la realidad de forma distorsionada.

  • Es muy habitual sentirse infeliz, analizar todo el pasado, presente y futuro desde una perspectiva negativa y pensar que nunca te pondrás bien".
  • Hay quien lo relaciona con un carácter débil, pero eso es totalmente falso. Y precisamente esta creencia tan extendida hace que la gente oculte sus sentimientos, cuando lo que debemos lograr es lo contrario”.

El carácter "débil" no hace que una persona tenga más tendencia a la depres

Cuando le preguntamos qué podemos hacer para prevenir o aliviar una depresión el Dr. Saiz no lo duda:

  • La vida normal es una excelente medicina. Busca simplemente un día a día marcado por el afecto (pareja, familia, amigos); con un trabajo o algún proyecto en el que todo encaje y te aporte sentido; que incluya ejercicio físico, una alimentación sana..."
  • "Y, sobre todo, trata de que la comunicación y las relaciones de confianza tengan un buen protagonismo”.

“No hay salud general sin salud mental”. Recuerda siempre este lema de la OMS, que deja muy claro que el bienestar psíquico es imprescindible para estar bien a todos los niveles.

Tags relacionados

Por Olivia Majó