Por

Pablo Cubí del Amo

periodista

Qué dice la ciencia del Covid persintente
iStock by Getty Images

LaCovid persistenteha dejado de ser un problema menor y está obligando a las autoridades sanitarias a analizar con detenimiento qué ocurre.

La Covid larga tiene un impacto importante en el regreso al trabajo y a la social. Afecta a la salud mental y puede suponer problemas económicos para el que lo padece”.

Es el aviso que ya ha hecho la Organización Mundial de la Salud ante el incremento de casos que van apareciendo conforme avanza la pandemia.

UN PROBLEMA INFRADIAGNOSTICADO

Los informes de la OMS calculan que los casos de Covid persistente afectan a entre un 5% y un 20% de los que han pasado la enfermedad.

Las personas que dicen seguir afectadas son muchas menos. Lo que permite deducir que hay muchos casos que no son conscientes de que sus síntomas están relacionados con la Covid.

Muchos pacientes no son conscientes que siguen sufriendo síntomas semanas después del contagio

Es posible que las personas que lo padecen hayan adaptado su vida a los síntomas y no hayan consultado”, propone la doctora Gemma Torrell, que participa en un estudio sobre Covid persistente.

Como sabrás, durante el principio de la pandemia, hubo hasta un 90% de casos no confirmados por falta de pruebas PCR disponibles.

  • El 52% de afectados por covid persistente no se hizo una prueba PCR.

Y otros de estos pacientes ni entonces ni ahora han pensado que eran síntomasde la Covid.

QUÉ ES LA COVID PERSISTENTE

El segundo problema con el que se encuentra la ciencia es concretar ante qué se enfrentan.

  • No hay una definición muy clara”, admite la doctora Torrell. “Lo que sabemos es que es una entidad real no es ansiedad”.

Se mezcla los pacientes que sufren secuelas tras pasar un tiempo largo en la UCI con este otro tipo de pacientes, que ni siquiera han estado hospitalizados.

La lentitud de la medicina es darse cuenta del problema, hizo que antes se crearan asociaciones de afectados que reivindicaban que se les hiciera caso.

Por fortuna, entre estos pacientes había muchos profesionales médicos que fueron los primeros en investigar qué les pasaba y por qué.

QUÉ DICEN LAS INVESTIGACIONES

Los primeros estudios han aportado algo de luz, aunque son limitados.

  • Una investigación a través de encuestas telefónicas a enfermos jóvenes de Covid determinó que uno de cada cinco personas no se había recuperado. Todos los encuestados tenían entre 18 y 35 años.
  • Otro estudio publicado en la revista Jama señalaba que un 30% de pacientes tenían síntomas a los nueve meses.
  • Un tercer estudio establece que el 45% de personas habían tenido que pedir baja laboral y un 22% la mantenía siete meses después.

Según una estadística de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia estableció que el perfil del enfermo es mayoritariamente femenino, de 43 años de media.

Ocurre más en las mujeres y la fatiga es lo más habitual

Los síntomas más habituales son inespecíficos:

  1. Cansancio o malestar general en más del 95% de casos.
  2. Dolor de cabeza en un 86,5%
  3. Bajo estado de ánimo en un 86%.

Y hay muchos más: dolores musculares o articulares, falta de aire, problemas de concentración o memoria, presión en el pecho y febrícula.

Por qué la covid dura más

No conocemos los mecanismos de acción que provocan la Covid larga. No sabemos por qué les pasa”, admite la doctora Torrell.

¿Es una secuela de la enfermedad? ¿Una prolongación? ¿Una complicación posterior?

Hay tres teorías que se consideran como las más plausibles:

  • Un problema del sistema inmune. Sería una sobrerreacción. El organismo crea anticuerpos y provoca reacciones cuando ya no necesita defenderse.
  • Persistencia viral. En algunos de los pacientes afectados por Covid persistente se detectan aún restos del virus, proteínas (antígenos) que harían que el cuerpo reaccione.
  • Afectación del tronco encefálico. La enfermedad podría haber dañado el tronco y que de ahí surjan algunos de los síntomas.

QUÉ TRATAMIENTO TIENE

Volviendo a los parámetros con los que trabaja la OMS, la mayoría de pacientes se han curado de la Covid leve en un plazo de dos semanas. A partir de 4 semanas, se considera larga.

Algunos casos han notado una gran mejora tras la vacuna

La fatiga que puede durar más de cien días tiene un componente multifactorial”, explica la doctora Torrell.

En todo caso, se están aplicando tratamientos pluridisciplinares, con ejercicios y atención psicológica.

Algunos pacientes también han apuntado a la mejora de algunos síntomas que ha supuesto la vacunación. Es una vía prometedora pendiente de análisis más amplios.