Médicos de familia piden que se deje de contar los contagios de covid

Médicos de atención primaria creen que ha llegado el momento de dejar la pandemia de lado y volver a la normalidad. Piden un cambio de actitud: que la administración deje de contar contagios, se saque la mascarilla y se asuma un cierto número de muertos, como por gripe o tabaco.

Actualizado a
Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

CARTA MÉDICOS DEJAR DE CONTAR CASOS
iStock by Getty Images

Tenemos que dejar de contar y reportar el número de infecciones diarias (de coronavirus), que ya no tienen ningún interés.” Así de contundente se ha mostrado la Sociedad Española de Medicina Familiar (Semfyc).

En una editorial en su publicación corporativa han hecho uno de los alegatos más impactantes por lo que significa de rompedor con la política actual sobre la covid. Su mensaje no puede ser más claro:

  • “No podemos colapsar la atención primaria indefinidamente y seguir hipotecando la vida social y económica del país para evitar un hipotético colapso hospitalario en el futuro”, recalcan.
  • Debemos recuperar cuanto antes la vieja normalidad, es decir, la vida como la conocíamos antes de marzo de 2020: sin mascarillas ni limitaciones de la interacción social.

No todos están de acuerdo

Hay que señalar que la Semfyc no es la única asociación de médicos. Es una de las más importantes, pero su posición no está respaldada por toda la clase médica ni mucho menos.

El Gobierno español ha adelantado que tras la sexta ola habría que ir en esta dirección de gripalizar” la covid, pero considera que aún es pronto.

Ni organismos oficiales ni otras asociaciones médicas respaldan aún esta postura

La Organización Mundial de la Salud y las autoridades sanitarias de la Unión Europea también han avisado que es demasiado pronto para dejar de tomar medidas contra el coronavirus.

Otra de las principales entidades médicas, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) no ha apoyado este discurso. “No podemos banalizar la pandemia”, ha criticado su portavoz, el doctor Lorenzo Armenteros.

Desde la Sociedad Española de Epidemiología admiten que los médicos de la Semfyc tienen razón en algunos puntos, pero que se apresuran en otros.

Asumen que la ómicron tiene una gravedad similar a una gripe y creo que no es así”, les ha criticado el catedrático Fernando Rodríguez Artalejo, en declaraciones a El País.

¿Qué argumentan los médicos?

La sexta ola puede haber infectado a más del 10% de la población en pocas semanas, mientras que los casos graves se han mantenido en valores relativamente bajos”, expone el texto de los médicos de primaria. Dan una opción por segura:

  • “Nunca volveremos a la situación catastrófica de marzo y abril de 2020.”

Creen que lo que no se puede es mantener tensionados los centros de salud, que no dan para soportar todo el peso de la gestión pandémica. En algún momento se ha de decir basta, y creen que no hay que esperar certezas porque no las hay.

"Tendremos que admitir como sociedad que habrá defunciones por covid, igual que hacemos con la gripe, el tabaquismo o accidentes"

Tendremos que admitir como sociedad (igual que hacemos con la gripe, el tabaquismo, los suicidios o los accidentes, entre otras muchas causas) que durante los próximos años habrá un número de defunciones por covid que serán inevitables”.

¿Se puede poner fin así de golpe a la pandemia? Argumentan que sí: “La pandemia no acabará cuando no haya defunciones, sino cuando los medios y gobiernos les den el mismo tratamiento que al resto de causas”, zanjan.

Sin miedo al colapso hospitalario

El posible colapso hospitalario que obligue a posponer la atención a otras enfermedades, como sucedió durante la primera ola, ha dejado de ser un problema, a su entender.

  • Esa situación no se ha vuelto a producir o lo ha hecho de forma muy puntual”, dicen.

Admiten que una proporción muy pequeña de casos graves en un contexto en que hay muchísimas infecciones simultáneas sí puede acabar por causar un número importante de hospitalizaciones.

¿Solución?: “Habrá que homogeneizar protocolos de ingreso tanto convencional como a unidades de críticos”, dicen los médicos.

Arguyen que ha habido tiempo suficiente para elaborar planes de contingencia que permitan ampliar la capacidad hospitalaria del sistema público de forma rápida si fuera necesario.

Cómo ha de reaccionar la gente

Estos médicos defienden que desde los medios y la administración dejemos de transmitir críticas morales a la población o a un determinado sector de la población.

"Contagiar un virus respiratorio no es culpa de nadie, no es que nos 'hayamos relajado' o 'portado mal'"

Contagiarse o contagiar un virus respiratorio no es culpa de nadie. Si los casos suben, no es porque “nos hayamos relajado” o porque “nos portemos mal”.

Como se ha visto, la dinámica de una epidemia es mucho más compleja y en ella influyen multitud de factores”, explican.

Tenemos que perder el miedo al contagio porque “lo esperable sería que, una vez vacunados, todos nos contagiemos múltiples veces y que vaya mejorando nuestra inmunidad”.

Se acabó la excepcionalidad: “La inmunidad adquirida y la llegada de ómicron así lo permiten”, concluyen.