Por Diana Llorens

ocio nocturno postcovid19

Todo el país se encuentra ya en las fases 2 y 3 de la desescalada. En la fase 1 abrieron ya las terrazas y hemos podido empezar a socializar con amigos y familiares.

Sin embargo, quedaba aún por saber qué pasaría con las discotecas y los locales de ocio nocturno.

¿Cuándo abren los locales de ocio nocturno?

En la Orden Ministerial del 6 de junio se indica que en la fase 3 de la desescalada pueden abrir "los locales de discotecas y bares de ocio nocturno siempre que no se supere un tercio de su aforo”.

Discotecas abiertas, pero sin poder bailar

A parte de mantener la distancia social y un aforo máximo de un tercio de la capacidad, hay otra medida que llama poderosamente la atención: de momento no se podrá bailar en los locales de ocio nocturno.

En la pista de baile se podrán poner mesas para que no se pueda bailar

La Orden Ministerial deja claro que la zona de pista de baile o similar podrá utilizarse para “instalar mesas o agrupaciones de mesas, no pudiendo dedicarse dicho espacio a su uso habitual”.

Medidas especiales en los locales de ocio nocturno

Además de las medidas mencionadas de distancia social y limitación de aforo, se deberán respetar las siguientes normas destinadas a minimizar el riesgo de contagio:

  • Igual que en el resto de locales y cuando se está al aire libre, se deberá usar mascarilla si no se puede respetar la distancia de seguridad de 2 metros.
  • Deberá haber una limpieza y desinfección exhaustiva de todo el equipamiento, especialmente mesas, sillas, barra y todas las superficies que pudieran tocar los clientes. También se deberá limpiar y desinfectar el local al menos una vez al día.
  • Habrá dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes a disposición de los clientes. Serán obligatorios en la entrada del establecimiento o local y a la salida de los baños.
  • Los elementos como los vasos o las copas se almacenarán en recintos cerrados y, si esto no es posible, lejos de zonas de paso tanto de clientes como de trabajadores.
  • Se eliminarán los productos de autoservicio como los servilleteros, para evitar que los toquen muchas personas. Se priorizarán los productos monodosis.
  • Habrá itinerarios de paso dentro del local para evitar aglomeraciones y el contacto entre clientes.
  • Los aseos podrán estar ocupados por un máximo de una persona en los espacios hasta 4 metros cuadrados (excepto si la persona necesita asistencia). En los aseos de más de 4 metros cuadrados que cuenten con diversas cabinas, la ocupación máxima será del cincuenta por ciento del número de cabinas que tenga la estancia. En los urinarios también se deberá mantener una distancia de seguridad de dos metros.
  • Se reforzará la limpieza y desinfección de los aseos para garantizar su higiene.
  • El personal detrás de la barra deberá garantizar la distancia de seguridad con el cliente y aplicar los procedimientos de higiene y prevención necesarios para evitar el riesgo de contagio.

¿Cómo será el ocio nocturno después de la pandemia?

Por su parte, la Federación de Empresarios de Ocio Nocturno ha elaborado un documento de recomendaciones para facilitar la implantación de las medidas de prevención en las empresas de ocio nocturno que, además de las medidas decretadas por el Gobierno, también incluye las siguientes medidas:

  • Instalación de señales y carteles informativos con los protocolos de actuación en los diferentes espacios del establecimiento (medidas de higiene, distancia de seguridad…).
  • Control de accesos para evitar aglomeraciones tanto en la cola de entrada como dentro del local.
  • Instalación de una pantalla protectora en la taquilla y señales para que se mantenga la distancia de seguridad en la cola.
  • Se fomentará el uso de la tarjeta de crédito o medios que reduzcan el contacto.
  • Se recomienda instalar elementos de protección en las barras que garanticen la distancia interpersonal.
  • Los vasos y demás elementos para el servicio de bebidas es preferible que sean desechables o que se puedan desinfectar a una temperatura superior a 80º. También es recomendable disponer de pajitas ecológicas.
  • El personal del guardarropía deberá usar los equipos de protección recomendados y se valorará la conveniencia de usar fundas desechables para la ropa.
  • Para mantener la distancia de seguridad entre personas se puede hacer uso de elementos de señalización.
  • Una vez se pueda volver a utilizar la pista de baile y en la medida de lo posible, se señalizará en el suelo la cuadrícula indicativa para poder respetar la distancia de seguridad. En caso de que no se pueda respetar, se deberá usar mascarilla.

Preocupación en el sector sanitario

Desde el Consejo General de Enfermería han expresado su inquietud por la apertura de discotecas y locales nocturnos, ya que el ambiente puede ser propicio a que las personas bajen la guardia.

Preocupa sobre todo que la gente joven se relaje a la hora de cumplir las normas y recomendaciones en el proceso de desescalada.

“Resulta fundamental que siempre se priorice a salud pública porque el coste de un paso atrás se mide en vidas humanas y sufrimiento, y en todavía más daño a la propia economía del país”, indica Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería de España.

Los profesionales de la enfermería hacen un llamamiento a la responsabilidad tanto de los empresarios del sector como de los clientes y piden que se controle el cumplimiento de la normativa para evitar contagios.

“Es necesario que el Ministerio de Interior, las Fuerzas de Seguridad, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos pongan en marcha dispositivos de vigilancia e inspección de cara a velar por el estricto cumplimiento de estas medidas de seguridad y actúen cuando sea necesario, porque está en juego la salud de todos, comenta Florentino Pérez Raya.