Por Pablo Cubí, periodista

menos gripe

Cuando empezaron los casos de covid-19 en China y se conocía poco de la enfermedad, el mensaje que repitieron muchos médicos era: “Lo que nos ha de preocupar es la gripe, que aquí mata a más gente cada año”.

La realidad por desgracia fue muy diferente. Los datos de letalidad del coronavirus resultaron mucho mayores de lo esperado.

Pese a todo, las cifras de muertes por la gripe no dejan de ser significativas, y por eso se insiste cada año en la vacunación.

TENDREMOS MENOS GRIPE Y CATARROS

Pues bien, la buena noticia, es que este año todo indica que la afectación de la gripe, y la de otras enfermedades respiratorias bajará significativamente.

Es una buena noticia pues es importante reducir los ingresos por gripe

Va a haber menos catarros y menos gripe que otros años”, ha apuntado el doctor Fernando Simón, director del Centro Coordinador de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Es una cifra similar de la que se da con la covid-19, aunque la tasa ha ido cambiando mucho a lo largo de la pandemia. En todo caso, el riesgo de contagio del coronavirus es hoy mucho mayor.

Por eso es una buena noticia, si podemos bajar los ingresos por gripe. Y, en general, un pequeño consuelo saber que no habrá tantos resfriados, leves pero molestos.

¿POR QUÉ NO HABRA TANTa gripe?

Las razones que apuntan las autoridades sanitarias para sostener esta creencia son múltiples:

  • El uso generalizado de la mascarilla.

Vamos a seguir llevando mascarilla, con lo cual es un factor de protección extra que no teníamos otros años.

  • Estamos más concienciados.

Para bien o para mal, este otoño no nos quitaremos de la cabeza la salud y la necesidad de precaución.

Estaremos más vigilantes ante el riesgo de contagio. Y aunque se ha visto que un grupo significativo de población, desoyen los consejos sanitarios, una gran mayoría los sigue.

  • Empezamos la temporada mejor.

También por el uso de mascarillas, "sería lógico pensar que este verano la transmisión de base de cualquier enfermedad respiratoria se haya reducido”, ha explicado el doctor Simón

Eso significa empezar con menor circulación de virus que otros años.

  • La gripe se ha reducido en el otro hemisferio.

Los contagios de la gripe nos llegan mayoritariamente de personas que proceden del hemisferio sur, donde ahora es invierno. En estos países este año también ha habido menos casos por las medidas de protección contra el coronavirus.

También se ha reducido mucho la movilidad entre los dos hemisferios, lo que redundará en este freno.

ESPECIAL ATENCIÓN EN LAS RESIDENCIAS

Es lo que esperamos, por lógica es lo que debería suceder”, ha matizado el doctor Simón. No sabremos seguro lo que pasará hasta que no llegue el frío. Por eso no hay que bajar la guardia.

Las residencias de ancianos toman medidas para no repetir errores

Como ya ocurre en la covid-19, las personas mayores y con problemas previos son las más vulnerables frente a la gripe.

Por eso las medidas de prevención de la gripe también tienen que centrarse en este colectivo y en especial en las residencias de ancianos.

Ya se está haciendo -ha recordado el doctor Simón-. La calidad de la asistencia y la vigilancia ha mejorado mucho”.

Se han tomado medidas coordinadas entre todas las Comunidades Autónomas, para reducir el número de visitas.

DIFERENCIAs ENTRE GRIPE Y COVID-19

Los médicos confundieron con frecuencia durante la primera ola de la pandemia la covid-19 con una gripe.

  • Fiebre, tos, malestar, dolor muscular son síntomas habituales en ambas.

Ahora se sabe mucho más de los efectos del coronavirus y, pese a que no es fácil, hay algunos elementos diferenciadores. Un estudio publicado en la revista Rhinology ha dado unas directrices relacionados con el olfato y el gusto:

  • La perdida de gusto y olfato en la gripe suele ser por tener la nariz tapada o goteando. En la covid se sufre incluso pudiendo respirar bien.
  • En la covid esta pérdida de gusto es más acusada. No se detectan ni siquiera sabores amargos o dulces.

Otras diferencias más relativas:

  • Los síntomas de la gripe suelen aparecer más rápido (1 a 4 días) y la covid puede ser después de una semana, aunque también hay casos más rápidos y otros de hasta 14 días más tarde.
  • Los niños tienen más riesgo de sufrir complicaciones por la gripe que por la covid, aunque en ambos casos las posibilidades son bajas.

Tags relacionados