Asesorado por la doctora Marta Marquié, neuróloga de la Fundación ACE

Por Pablo Cubí, periodista

coronavirus riesgo alzheimer

Se han observado problemas neurológicos en alrededor del 36% de personas que han pasado la Covid-19.

Así lo indican diferentes estudios científicos de la Universidad de Bonn (Alemania) y de las universidades de Massachusetts y Michigan, en Estados Unidos.

El 36% de pacientes de la Covid-19 tiene afectación cognitiva

Estos cambios se han detectado tanto en los pacientes que ya padecían afecciones neurológicas antes como en otros que no las tenían.

CÓMO AFECTA EL CORONAVIRUS AL CEREBRO

Los síntomas más frecuentes son la cefalea y los dolores musculares, pero también se han descrito ictus, disminución del nivel de conciencia y crisis epilépticas, entre otros”, explica la neuróloga Marta Marquié, de la Fundación ACE, dedicada a la investigación del alzhéimer.​

Las causas de estas manifestaciones neurológicas no son bien conocidas y pueden ser debidas a varios mecanismos que actúan conjuntamente”, admite la neuróloga.

  • La invasión cerebral del propio coronavirus, por vía sanguínea o por transmisión neuronal.
  • La respuesta del sistema inmunitario, con una inflamación general de los órganos.
  • La falta de aire en la afectación de los pulmones por la neumonía, con la consiguiente falta de oxígeno al cerebro.
  • El uso de ventilación mecánica, intubación y medicación sedante.
  • Las consecuencias del fallo de otros órganos, como el riñón y el hígado.

En cuanto al proceso inflamatorio que provoca el propio sistema inmune, es una reacción que se conoce como tormenta de citoquinas.

Cuando llega al sistema nervioso, esta respuesta de neuroinflamación altera el funcionamiento y estructura del cerebro.

Sabemos que la neuroinflamación juega un papel importante en el inicio y progresión de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer”, puntualiza la doctora Marquié.

Esto es debido a su implicación en alteraciones cerebrales iniciales de la enfermedad, como la atrofia de regiones clave para la memoria como el hipocampo.

Por tanto, esta inflamación sistémica está directamente relacionada con un mayor riesgo de sufrir alzheimer en el futuro.

PROBLEMAS POR LA HOSPITALIZACIÓN

Cabe tener en cuenta, además, que las personas mayores, con más de 60 años, han sido las más afectadas por el coronavirus.

Los mayores de 60: tienen más riesgo de Covid y de alzheimer

Son edades en las que se detecta habitualmente el deterioro cognitivo, lo que ha puesto aún con mayor evidencia la vulnerabilidad del colectivo.

Los estudios evidencian también que la Covid-19 ha ocasionado entre los afectados problemas neuropsiquiátricos frecuentes durante la hospitalización y después del alta hospitalaria.

Entre estos trastornos más habituales son:

  • Insomnio, delirios, confusión, depresión o ansiedad.

En un estudio, una cuarta parte de los pacientes ingresados en UCI sufrieron posteriormente deterioro cognitivo con afectación de la atención y la orientación”, apunta la doctora Marquié.

Estos síntomas se han observado en pacientes de todo el mundo, en hospitales no solo de España, sino de los principales países afectados, como Italia, Francia o China.

EMPEORAN LOS ENFERMOS DE ALZHEIMER

Las personas que ya tenían alzhéimer u otro tipo de demencia o deterioro cognitivo antes de declararse la pandemia, también han sufrido directa o indirectamente las consecuencias.

  • El aislamiento, la falta de control médico y las visitas periódicas, y la parada de las actividades de estimulación cognitiva han afectado a su tratamiento.
  • Ha generado sentimientos de tristeza o la falta de comprensión de las medidas de distanciamiento físico.

El aislamiento y la falta de tratamiento ha afectado al enfermo

"La situación actual puede provocar estrés y emociones que no tenemos habitualmente y que nos preocupemos por nuestro rendimiento cognitivo", afirma la doctora Mercè Boada, directora médica de Fundación ACE.

UN PROYECTO PARA LA DETECCIÓN PRECOZ

Esta fundación recomienda las revisiones de memoria especialmente entre la población que ha pasado la Covid-19.

Ofrece la posibilidad de hacerse una revisión gratuita a través de videollamada a todas las personas de más de 50 años. Se puede solicitar en el correo memoria@fundacioace.org o del teléfono 93 430 47 20.

Ante una enfermedad para la que a día de hoy no hay cura y que afecta cada vez a más personas, un diagnóstico de la demencia en fases leves puede ayudar.

"La detección precoz es fundamental, ya que nos da la oportunidad de actuar en su progresión", apunta la doctora Boada.

Tags relacionados