Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

gripe_multiplica_riesgo_infarto
iStock by Getty Images

¿Hasta qué punto la gripe puede poner en peligro nuestra salud? Según los datos facilitados por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), no es una enfermedad que deba tomarse a la ligera, sobre todo si se tienen ciertas alteraciones de base.

  • El siguiente dato es una buena muestra de ello: según la SEC, el 80% de los pacientes que acaban en el hospital debido a una gripe presentan algún factor de riesgo, como por ejemplo una enfermedad respiratoria, obesidad, diabetes, inmunodeficiencias y también trastornos cardiovasculares.

Más riesgo de infarto y de ictus

Pero eso no es todo: la gripe, por ser una infección respiratoria, también aumenta las opciones de sufrir una enfermedad cardiovascular por ella misma. Puede ir desde una insuficiencia cardiaca a un angina de pecho, un infarto o un ictus.

  • "Hasta el 10% de los infartos que se producen durante la fase epidémica de la gripe se relacionan con esta infección", sostiene la cardióloga. Y el riesgo se mantiene más elevado incluso después de haberla pasado, insiste.

Durante la época de la gripe, 1 de cada 10 infartos tiene relación con ella

  • Para visibilizar esta estrecha relación entre gripe e infarto la doctora aporta otro dato: "la gripe multiplica por nueve la probabilidad de desarrollar un infarto", afirma.

    Además, como recuerda, “durante la fase epidémica de la gripe se observan claros excesos de la mortalidad global, especialmente en adultos por encima de los 65 años y/o con factores de riesgo”.

por qué es tan importante vacunarse

La SEC sostiene que la mejor manera de reducir los posibles riesgos asociados a la gripe es vacunarse.

La vacuna puede reducir el riesgo de complicaciones cardiovasculares hasta un 56%

  • “A pesar de esto, las tasas de vacunación son sorprendentemente bajas, incluso en los colectivos vulnerables”, sostiene la doctora Carro. Y, en un año tan peculiar como este, en el que conviven los virus de la gripe y el de la Covid-19, vacunarse es especialmente importante según la especialista.

    "Además de protegernos a nosotros, protegeremos a los que nos rodean, evitaremos el colapso sanitario y también complicaciones cardiovasculares y respiratorias que pueden tener un desenlace fatal”, valora la cardióloga.

Más claves para que la gripe no se complique

La vacuna no es la única herramienta con la que contamos para librarnos de la gripe o, en caso de infectarnos, favorecer una pronta recuperación. La doctora Carro también aconseja lo siguiente:

  • Hay que seguir las medidas de prevención de la gripe (que coinciden con las de la Covid-19). A estas alturas ya las conocemos todos: higiene de manos, distancia social, no tocarse la cara, toser y/o estornudar sobre el codo, utilizar pañuelos desechables en vez de los tradicionales de tela...

    Aunque el uso generalizado de mascarillas puede reducir el riesgo de contagiarse, esto no debe hacer que nos confiemos, advierten desde la SEC. “Se recomienda evitar aglomeraciones, actividades en grupo que puedan posponerse y la afluencia en lugares cerrados”, recuerda la experta.
  • Aquellos que pertenecen a un grupo de riesgo deben ser especialmente cuidadosos. Los pacientes con algunos de los factores mencionados anteriormente deben mantener sus trastornos a raya en la medida de lo posible.

    “Es recomendable que vigilen sus cifras, cumplan los tratamientos y mantengan un estilo de vida correcto de forma que, si se contagian, tengan su sistema inmunitario lo más preparado posible”, concluye la cardióloga.

Tags relacionados