Por Nuria Blasco

mujer joven infarto

La enfermedad cardíaca es la primera causa de muerte para mujeres y hombres a nivel mundial. Y uno de los factores que aumenta el riesgo de sufrirla es ser fumador, en ambos géneros y a cualquier edad.

Sin embargo, un estudio publicado en la prestigiosa revista médica Journal of the American College of Cardiology, revela que las probabilidades de padecer un ataque cardiaco aumentan significativamente en las mujeres fumadoras de menos de 50 años, en comparación con los hombres fumadores.

El tabaquismo es un factor de riesgo cardiovascular

En este estudio, dirigido por la Sheffield Teaching Hospitals NHS Foundation Trust en asociación con la Universidad de Sheffield, se ha hecho una investigación exhaustiva de la relación entre el tabaco y el infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST (Stemi, por sus siglas en inglés).

Esta es una de las formas de enfermedad cardíaca más frecuente y con mayor riesgo de muerte. A veces, el Stemi está causado por un bloqueo completo de una de las arterias coronarias principales.

Si bien los investigadores ya habían descubierto previamente que fumar es la causa de Stemi en casi el 50% de los casos, no se había cuantificado y comparado la incidencia de Stemi asociada con fumar entre los distintos géneros y diferentes grupos de edad.

Los datos del estudio

Para ello, evaluaron el tabaquismo como un factor de riesgo independiente para Stemi en hombres y mujeres de todas las franjas de edad.

En la investigación, recopilaron los datos de 3.343 pacientes que presentaron Stemi agudo entre enero de 2009 y julio de 2014 en la región de South Yorkshire del Reino Unido, con un porcentaje de fumadores similar entre los sexos, con el 46,8 por ciento de las mujeres y el 47,6 por ciento de los hombres.

  • El estudio determinó que fumar aumenta el riesgo de Stemi en todos los pacientes, independientemente de la edad o el sexo, sin embargo, el riesgo es mayor en las mujeres en comparación con los hombres en todas las edades.
  • La mayor diferencia de riesgo relativo entre hombres y mujeres fumadoras fue en el grupo de 50 a 64 años, pero el mayor aumento de riesgo en ambos sexos fue en el grupo de 18 a 49 años.
  • Las mujeres fumadoras en este grupo de edad tenían un riesgo 13 veces mayor de Stemi en comparación con las mujeres que no fuman. En cambio, los hombres fumadores jóvenes tenían un riesgo 8,6 veces mayor.

por qué el tabaco daña más a la mujer

Existen varias razones posibles por las que fumar conlleva un riesgo mayor de Stemi para las mujeres, según los autores del estudio.

  • Se incluyó el hecho de que fumar puede disminuir los niveles de estrógeno en sangre, que desde hace tiempo se sabe que tienen efectos protectores contra la arteriosclerosis. En las mujeres fumadoras estos estrógenos se inhiben y, con ello, sus efectos protectores desaparecen.
  • Otra razón posible es que los hombres tienen arterias coronarias más grandes que las mujeres. Esto significa que la inflamación crónica provocada por el hábito de fumar puede llevar a un mayor grado de estrechamiento arterial en las mujeres, ya que sus arterias son más estrechas.
  • En pacientes con Stemi, se ha visto que hay otras afecciones vasculares que son más frecuentes en mujeres: vasoespasmo, vasculitis y disección espontánea de la arteria coronaria.

El riesgo disminuye al mes de dejar de fumar

Este equipo de investigación también advirtió que es posible revertir sustancialmente el riesgo de enfermedad coronaria al poco tiempo de dejar de fumar.

"Nuestro estudio encontró que el abandono del hábito de fumar, independientemente de la edad o el sexo, reduce el riesgo de Stemi al de alguien que nunca ha fumado, posiblemente en el plazo de un mes", explica Ever Grech, autor principal del estudio y consultor cardiólogo intervencionista en South Yorkshire Cardiothoracic Center.

¿Quién fuma más, los hombres o las mujeres?

En nuestro país, los hombres fuman más que las mujeres en la mayor parte de grupos de edad, salvo en las edades de inicio en que ocurre lo contrario.

Las mujeres jóvenes fuman con mayor frecuencia que los hombres jóvenes y, además, se inician de forma más precoz al consumo de tabaco.

Según las encuestas relizadas por el Observatorio Español de Drogas y Adicciones, la prevalencia del consumo de tabaco en España es:

  • Del 34,2% en hombres y del 27,3% en mujeres de los 15 a los 64 años de edad.
  • De los 14 a los 18 años, se observa que las adolescentes fuman más que los adolescentes, con una prevalencia de tabaquismo del 9,1% en chicas, frente al 8,7% en chicos.
  • Y, al llegar a los 18 años, ocurre lo mismo, pues fuma el 20,2% de las mujeres y el 18,1% de los hombres.

Por otro lado, según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), los tratamientos de deshabituación tabáquica son más eficaces en los hombres que entre las mujeres: el 63,4% de los hombres consigue dejar de fumar, frente al 59,4% de las mujeres.