Dr. Alessandro Sionis

Vicepresidente de la Societat Catalana de Cardiologia

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

¿Tomar suplementos de calcio tiene riesgos para el corazón?
iStock by Getty Images

Tomar suplementos de calcio sin una causa justificada y sin control médico, simplemente como prevención de la osteoporosis y por decisión propia podría tener consecuencias negativas para la salud cardiovascular.

En Estados Unidos, más del 60% de mujeres mayores de 60 años toman suplementos de calcio.

  • Allí, el consumo de este y otros suplementos por cuenta propia es muy habitual.

De ahí que la preocupación por parte de las autoridades sanitarias sea mayor en ese país. Estudios americanos han concluido que el calcio de los suplementos puede aumentar el riesgo de arteriosclerosis y de daño coronario, disparando así el de infarto e ictus. Un efecto negativo que, sin embargo, no se ha observado si se obtiene el calcio a través de la dieta.

¿Hasta qué punto los suplementos de calcio pueden ser perjudiciales para el corazón? ¿En qué situaciones sí conviene tomarlos? El Dr. Alessandro Sionis, Vicepresidente de la Societat Catalana de Cardiologia, nos aclara las dudas.

¿los Estudios son fiables?

Lo primero que nos advierte el Dr. Sionis, jefe de la Unidad Coronaria del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, es que "los estudios americanos que han puesto en entredicho los suplementos de calcio son estudios observacionales, por tanto no han tenido en cuenta otros factores que pueden haber influido en el resultado".

  • Dicho de otra forma: han observado la incidencia de problemas cardiovasculares en relación con la ingesta de suplementos de calcio, pero no han tenido en cuenta si esas personas tenían otros problemas: si eran sedentarias, padecían obesidad...
  • Así pues, no sabemos con certeza si el daño cardiovascular observado ha sido por los suplementos o, por ejemplo, por la obesidad.

"Esto no ocurre en un estudio aleatorizado, donde sí se tienen en cuenta todos los factores que pueden influir en el resultado del estudio", aclara el Dr. Sionis.

¿Y hay estudios aleatorizados sobre el tema? Sí los hay, y arrojan algo más de luz al respecto, aunque no toda. "Algunos estudios aleatorizados sugieren que los suplementos de calcio pueden aumentar el riesgo de eventos cardiovasculares, sobre todo infarto e ictus. Pero hay otros que arrojan un resultado neutro, ni aumentan ni reducen el riesgo", explica el vicepresidente de la Societat Catalana de Cardiologia.

CAlcio en suplementos y salud cardiovascular

Le hemos preguntado al Dr. Sionis de qué forma el calcio de los suplementos podría llegar a dañar el corazón, cuál sería el mecanismo.

  • La teoría más extendida es que el calcio de los suplementos no va todo a los huesos ni se expulsa por la orina. Una parte se acumula en los vasos sanguíneos aumentando la placa de ateroma (esta placa también contiene calcio).

Nuevamente, el especialista desmiente la simplicidad del mecanismo y apunta que, aunque se desconoce exactamente qué ocurre, la explicación probablemente sería la siguiente:

  • Las placas de arteriosclerosis están formadas por células inflamatorias, colesterol y depósitos de calcio, pero el calcio de los suplementos no se añadiría a esos depósitos como podría pensarse, sino que activaría el proceso inflamatorio relacionado con la arteriosclerosis.

Cuándo tomar suplementos de calcio

Repasada la evidencia científica que hay sobre el tema, el Dr. Sionis aconseja sensatez y no recurrir a suplementos de calcio a no ser que el médico lo crea necesario, y siempre poniendo en una balanza el beneficio-perjuicio que puede provocar el suplemento.

"No hay que tomar suplementos de calcio ni de vitaminas si no se necesitan. En condiciones normales, la ingesta de calcio debe proceder de la dieta", aclara.

"Por suerte, en Europa no existe esa fiebre por consumir suplementos de todo tipo por cuenta propia como la hay Estados Unidos", asegura.

  • Ahora bien, en caso de sufrir osteopenia o osteoporosis con alto riesgo de fractura habrá que considerar la toma de suplementos de calcio estudiando cada caso concreto.
  • Hay que tener especial cautela con las personas que ya tienen riesgo cardiovascular. "En pacientes con enfermedad arterial periférica o que han sufrido un infarto o un ictus, hay que poner en una balanza el riesgo de fractura por osteoporosis y el riesgo cardiovascular, y delimitar muy bien el tiempo que va a estar tomando los suplementos y la mejoría que queremos ver a nivel óseo", explica el Dr. Sionis.

Cómo lograr el calcio que necesitas

Pero, aún necesitando suplementos, es importantísimo seguir una dieta rica en calcio y practicar ejercicio. "De lo contrario los suplementos no harán el efecto deseado en la masa ósea", subraya el especialista.

  • Se recomienda una ingesta de entre 1000 y 1200 mg de calcio al día a través de la dieta.
  • La aportación más alta es muy necesaria en etapas como la menopausia, ya que el descenso de estrógenos acelera la pérdida de masa ósea.

El hueso es un tejido vivo que está en continua regeneración. Se crea y se destruye hueso constantemente. En el proceso de creación o formación de hueso intervienen hormonas como el estrógeno, por eso al descender en picado en la menopausia se dispara el riesgo de osteoporosis.

  • El ejercicio también es vital para estimular la creación de hueso, mucho más de lo que pensamos. Y si es ejercicio de cierto impacto mejor. El hueso tiene una especie de sensores, una células llamadas osteocitos, que transforman el estímulo físico de un salto en una señal para formar hueso.