Cardiología

Mi corazón cambia de ritmo, ¿podría ser taquicardia?

Desde hace un tiempo noto que, de repente, mi corazón cambia su ritmo de latido. ¿De qué puede tratarse?

Actualizado el

dra-romanillos

Por la Dra. Teresa Romanillos - Cardióloga

Muchas personas acuden a la consulta describiendo molestias en la zona torácica. Hablan de palpitaciones y lo definen así: “es como si el corazón se acelerase”. Un electrocardiograma realizado en el instante que se produce el síntoma revelará las diferentes alteraciones que pueden afectar al corazón, aunque no siempre estarán relacionadas con una anomalía cardíaca.

Si el corazón late de forma anormal puede deberse a por ejemplo una arritmia. La frecuencia cardíaca habitual va de los 60 a los 100 latidos por minuto, de forma constante. Cuando el corazón no sigue un ritmo constante, es decir, los latidos no duran el mismo tiempo (uno de 1 segundo; otro de 0,7; otro de 1,5…) hablamos de arritmia. Las palpitaciones, por ejemplo, no son siempre reflejo de la presencia de una arritmia.

Si el corazón se acelera, entonces podemos hablar de taquicardia. Se da cuando la frecuencia cardíaca es superior a 100 latidos por minuto en adultos sanos. Es fisiológico (no patológico) en situaciones de estrés o si hay fiebre, por ejemplo. Los niños tienen por naturaleza una frecuencia cardíaca superior. En adultos, ciertas sustancias pueden provocarla: café, alcohol, té, determinados medicamentos… Aparte de enfermedades propias del corazón, el hipertiroidismo o la anemia también.

Si pasa lo contrario y va más lento, hablamos entonces de bradicardia. Sucede cuando el corazón baja su ritmo a menos de 60 latidos por minuto. Esto les pasa de forma fisiológica a los deportistas entrenados o a personas con algún tipo de alteración en los nervios vagos.