Odontología

¿En qué casos deben extraerse las muelas del juicio?

Cada vez conozco más personas a las que les extraen las muelas del juicio inferiores y superiores. ¿Por qué? ¿Qué ayuda en la recuperación?

Dr. Miguel Ángel López-Andrade

Estomatólogo. Vocal del Consejo Gral. de Dentistas de España

Es cierto, cada vez es más frecuente tener que extraer las muelas del juicio. La razón principal es la falta de espacio: al intentar salir, estas piezas presionan y comprimen las que quedan por delante, que podrían torcerse o volcarse.

A veces, las muelas del juicio tienen una posición inadecuada ya al formarse; erupcionan en mala posición y dañan las piezas colindantes provocando problemas infecciosos y/o inflamatorios.

En este caso, la extracción es la primera medida a tomar.

No siempre hay que extraer las cuatro. En ocasiones, tan solo hay que ir realizando un seguimiento a lo largo de los años.

Si se quita una quizá se proponga extraer la opuesta (de arriba o abajo) porque el diente que queda podría crecer desmesuradamente y provocar maloclusión.

Tras la cirugía es necesaria una buena higiene, usar un enjuague antiséptico, seguir una dieta blanda unos días y evitar el tabaco, que suele empeorar la cicatrización.