Reumatología

¿Se pueden minimizar los síntomas en la piel de una esclerosis?

Un familiar tiene esclerosis sistémica y los dedos siempre enrojecidos. ¿Puede evitarlo?

Por la Dra. Paloma García de la Peñalefevbre - Reumatóloga y portavoz de la SER

Esta es una enfermedad autoinmune en la que se produce una alteración del colágeno (una proteína que da soporte a distintos órganos y tejidos), así que puede afectar a diferentes partes del cuerpo: sistema circulatorio, aparato digestivo, respiratorio, piel... Este es el caso de tu familiar.

El enrojecimiento de los dedos se debe a que los capilares están afectados y se produce lo que conocemos como síndrome de Raynaud, una hipersensibilidad de las venitas al frío, una de cuyas fases es ese enrojecimiento.

¿Se puede hacer algo para “frenar“ la esclerosis o minimizar los síntomas? Por supuesto, lo más importante es que tu familiar se encuentre en seguimiento por un especialista en reumatología, y si puede ser especializado en esta enfermedad, mejor. Son pacientes que deben seguir revisiones como mínimo semestrales (análisis de sangre, pruebas respiratorias, cardiacas...), aunque esto puede variar.

Para disminuir la intensidad de los síntomas, en el caso que nos ocupa, es fundamental la buena hidratación de la piel y evitar todas aquellas situaciones que la resequen (frío, exposición solar excesiva, lavados de manos repetidos, múltiples baños o duchas al día, uso de ciertos jabones...).

Son aconsejables todas aquellas cremas de alto contenido en lanolina, glicerina y urea, que se deben aplicar varias veces al día y sobre todo tras la ducha. También es útil el gel de áloe vera al 100%.

Para “limitar” el fenómeno de Raynaud, hay que protegerse contra el frío con guantes y calcetines especiales que se ajusten adecuadamente
a la muñeca y pantorrillas, y se deben evitar los cambios bruscos de temperatura.