Retiran un conocido complemento alimenticio para la disfunción eréctil

Se llama Zeneley y además de guaranà, ginseng o ginkgo biloba, contiene principios activos como el tadafilo, lo mismo que lleva la Viagra, y puede provocar reacciones adversas graves en hombres con enfermedad cardíaca.

Actualizado a
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Retiran un conocido complemento alimenticio para la disfunción eréctil
iStock by Getty Images

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha informado de la retirada del complemento alimenticio Zeneley que, según indica su fabricante, mejora las relaciones sexuales.

La razón es que contiene dos componentes con acción farmacológica, tadalafilo y desmetil carbodenafilo, que se incluyen en la Viagra y que pueden provocar reacciones adversas en personas con enfermedades cardíacas.

Qué dice contener Zeneley

Según indica la descripción del producto, cada cápsula Zeneley contiene ingredientes que actuarían como afrodisíaco natural mediante diferentes mecanismos:

  1. Cola (70 mg). Usado tradicionalmente en el tratamiento de la disfución eréctil, algunos estudios demuestran que aumenta el recuento de espermatozoides.
  2. Guaraná (20 mg). Es un vasodilatador que provoca un efecto parecido al de la Viagra.
  3. Ginseng (11 mg). Estudios realizados comparando el efecto del ginseng y del placebo en pacientes con disfunción eréctil, se ha visto que la planta sí tiene un pequeño efecto sobre la erección.
  4. Ginkgo biloba (11 mg). Las hojas de este árbol se han usado tradicionalmente en China para tratar la depresión y fortalecer la función sexual. Su contenido en flavonoides aumenta la circulación, por lo que actuaría como una "viagra natural".
  5. Espino albar (500 mg). También mejora el flujo sanguíneo.

Qué contiene realmente

Zeneley contendría algo más que estos 5 ingredientes naturales.

Las autoridades sanitarias del País Vasco han detectado la presencia de tadalafilo y desmetil carbodenafilo en este complemento alimenticio y la AESAN se ha hecho eco enseguida anunciando la retirada del producto.

La razón es que estos son principios activos están considerados como medicamento y, por tanto, necesitan receta médica.

Pero lo peor es que pueden tener efectos adversos graves en hombres que sufren enfermedades cardíacas, con lo que podrían estar tomando el complemento sin saber el riesgo que corren.

Tadafilo

El tadalafilo es uno de los principios activos de la Viagra.

Actúa relajando las venas cercanas al pene para aumentar la circulación sanguínea en la zona y así lograr la erección.

Según la ficha técnica del fármaco, no deben tomarlo hombres con enfermedades cardíacas en los que la actividad sexual está desaconsejada. Así pues, está contraindicado en:

  • Pacientes que han sufrido un infarto de miocardio en los 90 días previos.
  • Pacientes con angina inestable o angina producida durante la actividad sexual.
  • Pacientes con insuficiencia cardíaca en los 6 meses anteriores.
  • Pacientes con arritmias incontroladas, hipotensión (tensión arterial inferior a 90/50 mm Hg) o hipertensión no controlada.
  • Pacientes que han sufrido un ictus en los 6 meses previos.

Desmetil carbodenafilo

Se sabe que tiene una estructura similar a la del sildenafil, otro de los principios activos de la Viagra.

Igual que el tadalafilo, está contraindicado en hombres con problemas cardíacos.

Cautela al comprar complementos en internet

La AESAN recomienda directamente que las personas que tengan Zeneley en casa y acostumbren a tomarlo, dejen de consumirlo.

Los complementos alimenticios se comercializan cada vez más a través de internet.

En este sentido, el Ministerio de Sanidad y Consumo recuerda que estos productos no pueden hacer alusión a propiedades curativas ni de prevención de enfermedades porque la mayor parte de estas alegaciones están prohibidas.

Insisten también que muchos complementos alimenticios que se venden por internet incluyen en su composición ingredientes no autorizados, como plantas medicinales, o sustancias farmacológicas que no se declaran en el etiquetado.

Sustancias a las que les atribuye propiedades como estimular la actividad sexual, tener propiedades adelgazantes o de aumento de la masa muscular.

La falta de pruebas de seguridad y de control sanitario sobre estos productos hace que puedan suponer un grave riesgo para los consumidores, insisten las autoridades sanitarias.

Una manera de saber si estamos adquiriendo de forma fiable un producto que no necesita receta es consultar la plataforma online Distafarma, un listado de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios con las farmacias legalmente autorizadas para la venta online de medicamentos sin receta.

Sospecha si...

Según aconseja el Ministerio de Sanidad y Consumo, debemos sospechar al comprar alimentos y complementos alimenticios por internet si...

  • No hay información de contacto completa: la dirección no es exacta, no existe o coincide con la de otra empresa; solo figura un apartado de correos, no aparece un número de teléfono...
  • La página web redirige a otra página web al realizar un pedido.
  • No hay suficiente información sobre las características de los productos.
  • No puedes encontrar información completa y clara sobre precios, la garantía y el derecho de cancelación.
  • Las ofertas que presenta parecen demasiado buenas para ser verdad.
  • La página web se centra en la venta de un único producto "milagroso".
  • El nombre de la página web es completamente diferente a lo esperado para una tienda de alimentos o complementos alimenticios.
  • Hay muchos errores de ortografía o expresiones extrañas como consecuencia de una traducción automática, o el precio de los productos figura en una moneda diferente al euro.