urticaria

Suelen alertarnos los demás de su presencia porque aparece casi “mágicamente” sobre la piel en forma de ronchas muy visibles de tamaño reducido (menos de 1,5 cm de anchura).

Es una reacción dérmica llamada urticaria, y su síntoma más molesto es el picor, que provoca una necesidad casi irrefrenable de rascarse.

Relacionado con este artículo

Según su origen, la urticaria puede desaparecer por si sola en unas pocas horas o días, o bien, mantenerse durante semanas.

Cómo saber si sufres urticaria

  • ¿Cómo es? Se manifiesta en la piel en forma de rojez e hinchazón con pequeños abultamientos (ronchas) y un picor intenso en la zona afectada.
  • ¿Dónde aparece? Afectan típicamente a párpados, labio, lengua o la zona genital. En ocasiones también puede aparecer en el tórax, el abdomen o los brazos.

Las ronchas pueden aparecer en los párpados, lengua, zona genital, brazos, abdomen o tórax

  • ¿Cómo evoluciona? Las ronchas por urticaria suelen cambiar rápidamente; se agrandan, se diseminan y en muchas ocasiones desaparecen o reaparecen en minutos u horas.

posibles causas de urticaria

Lo más típico es que la urticaria aparezca por una reacción alérgica ya que cuando el organismo detecta una sustancia “invasora” libera histamina, que provoca picor e inflamación en la piel.

No obstante, esta alteración dermatológica puede tener muchos orígenes y a veces es difícil identificarlo:

· Los “culpables” pueden ser externos

El frío intenso repentino o mantenido, estar mucho rato a una temperatura externa elevada, exponerse al sol sin protección, el contacto con el agua (urticaria acuagénica) o incluso el ejercicio físico pueden desencadenar una urticaria.

Relacionado con este artículo

Observar en qué situaciones suele aparecer te ayudará a averiguar qué la causa.

· Las alergias comunes suelen estar tras ella

  • Algunos alimentos (como los pescados y mariscos contaminados con anisakis, los frutos secos, las fresas o los melocotones...) provocan reacción en algunas personas y al liberarse la histamina aparece la urticaria.
  • Sustancias como el látex o algunos conservantes de los alimentos también pueden provocar reacciones en la piel de las personas predispuestas a ello.

El organismo detecta una sustancia “invasora” y libera histamina, provocando inflamación y picor

  • Fármacos como la penicilina o el ácido acetilsalicílico pueden causar alergia y provocar, entre otros síntomas, la aparición momentánea de urticaria en la piel.

· Puede ser síntoma de otra enfermedad

No es lo más frecuente pero existe un tipo de urticaria asociada a algunas enfermedades crónicas importantes, como el lupus eritematoso sistémico o algunos trastornos de origen autoinmune que afectan a la glándula tiroides (tiroiditis de Hashimoto, por ejemplo).

Sin embargo, en estos casos suele ser relativamente fácil conocer el motivo, dado que son enfermedades bastante sintomáticas.

Cuando ir al médico

Toda urticaria que se mantiene durante un periodo menor a seis semanas se considera aguda. Suele curarse sola pero si perdura durante más tiempo (lo que sería una urticaria crónica), las molestias son difíciles de sobrellevar o se da una dificultad respiratoria asociada, conviene acudir al especialista:

Relacionado con este artículo

  • El médico suele reconocer esta lesión con una simple exploración física y sin necesitar pruebas o tests de laboratorio ya que las lesiones cutáneas que provoca la urticara son muy fáciles de identificar.
  • Solo se recurre a pruebas complementarias si hay que descartar que el causante sea un trastorno de salud oculto y más serio que requirera tratamiento concreto.

Cómo se trata la urticaria

Pese a que se puede prescindir de la medicación, lo cierto es que una urticaria normalmente va ligada a un intenso picor. Por ello, lo más habitual en estos casos es recurrir a un tratamiento que alivie esa molestia.

Pero recuerda que siempre debe ser el médico quien lo recete:

  • Cremas: La piel es muy agradecida en ese sentido ya que la mayoría de patologías que la afectan se pueden tratar con una crema y los resultados son rápidos (en este caso una hidratante o corticoides si el picor es fuerte). Va bien si las lesiones son pequeñas y localizadas.

Relacionado con este artículo

  • Fármacos orales: Cuando la zona afectada es muy amplia o el problema recurrente se puede complementar el tratamiento tópico. Los antihistamínicos son los de primera elección porque son los más suaves y con menores efectos secundarios asociados. Los corticoides orales son la última opción.
  • Remedios naturales: Los preparados en forma de infusiones de grosellero negro, llantén o agrimonia, por ejemplo, bebidos o también aplicados tópicamente (cataplasmas) pueden ayudar a aliviar los molestos síntomas.

Tags relacionados