cancer de endometrio

Este tipo de cáncer afecta directamente al útero, y en concreto al tejido que tapiza todo su interior: el endometrio.

Este es un tejido fundamental para sujetar el óvulo cuando es fecundado. Además, es precisamente este revestimiento endometrial lo que se expulsa durante una menstruación.

factores de riesgo del cáncer de endometrio

Si por alguna razón se fabrican demasiados estrógenos (la hormona femenina), el grosor de este tejido puede aumentar su grosor en exceso. Y se sabe que ese crecimiento a veces puede llegar a favorecer la formación de un tumor.

Relacionado con este artículo

  • Con diversos estudios se ha constatado también que la probabilidad de cáncer endometrial aumenta también a partir de los 55 años pero hay muchos otros factores que pueden influir en su desarrollo. Conocerlos es esencial para prevenir esta enfermedad o detectarla a tiempo.

¿Tomas demasiados alimentos poco saludables?

Se sospecha que una dieta rica en grasas puede aumentar la producción de estrógenos, lo que eleva el riesgo de cáncer endometrial.

El abuso de alimentos grasos aumenta los estrógenos y esto afecta al tejido del interior del útero

Pero además, este tipo de alimentos (muy ricos en calorías) favorecen el sobrepeso.

  • Y se sabe que cuando sobran más de 15 kilos, el tejido adiposo “fabrica” estrógenos en la mujer. Por ello, este tumor es 2 veces más común en las mujeres con sobrepeso, y 3 veces más en las obesas.

Relacionado con este artículo

  • La actividad física es esencial para evitar los kilos de más y también está directamente asociada con el riesgo de cáncer de endometrio: existen estudios que concluyen que las mujeres que pasan más tiempo sentadas tienen un mayor riesgo de padecerlo mientras que las que realizan ejercicio regularmente están más protegidas.

¿Has tenido pólipos en el endometrio o endometriosis?

Estas dos enfermedades, que provocan crecimiento anormal de tejido en el útero, pueden en algunos casos predisponer a sufrir este cáncer.

  • Padecer diabetes también parece cuadriplicar el riesgo de desarrollo del cáncer endometrial.

¿A qué edad te vino tu primera menstruación?

Se sabe que en las mujeres que tienen más ciclos menstruales durante su vida el riesgo de cáncer endometrial aumenta. Por ello, si la primera menstruación se produce antes de los 12 años o la menopausia es muy tardía aumenta el riesgo de este tumor.

Relacionado con este artículo

  • Los embarazos y la lactancia también cuentan. Como durante el embarazo el equilibrio hormonal se inclina hacia una producción mayor de progesterona (en contraposición al estrógeno), estar embarazada protege a la mujer.

¿Has usado el DIU o anticonceptivos orales?

El uso de anticonceptivos orales durante varios años reduce el riesgo de cáncer endometrial por lo menos durante los 10 años posteriores tras dejar de tomarlos.

Utilizar el dispositivo intrauterino (DIU) como método anticonceptivo también reduce el riesgo.

  • Sin embargo... medicarse con tamoxifeno, un fármaco que se usa para tratar el cáncer de mama y que actúa como un estrógeno en el útero, lo aumenta. Por ello, es importante que las mujeres que lo toman realicen revisiones periódicas del grosor endometrial e informen al médico ante cualquier sangrado uterino anormal.

Síntomas de este tipo de tumor

  • Sangrados a destiempo. Que una mujer premenopáusica sangre entre los períodos menstruales normales o que se produzca un manchado tras la menopausia es un signo de alerta.
  • Un flujo vaginal blanquecino o incoloro tras la menopausia es un síntoma del que se debe informar al especialista.
  • Episodios muy largos, frecuentes o voluminosos de sangrado a partir de los 40 años pueden indicar también cambios malignos.

Relacionado con este artículo

  • Debilidad general o dolor abdominal. La pérdida crónica de sangre puede causar anemia y, por ello, debilidad. Informa al médico si sufres dolor o molestias abdominales durante las relaciones sexuales.

PARECE QUE EL CAFÉ y el té PROTEGEn

Cuatro cafés al día reducen un 25% el riesgo, según afirma un estudio de la Facultad de Salud Pública de Harvard (EE UU). Asimismo, si se consumen entre 2 y 3 tazas de café se reduce un 22%. Los investigadores han advertido, sin embargo, que fumar contrarresta los efectos positivos que pueda tener el café.

El café, el té verde y el negro podrían ayudar a reducir riesgos

  • El té verde y el negro podrían ser también protectores, según una revisión publicada en “American Journal of Obstetrics and Gynecology” sobre estudios realizados en China, Japón y Estados Unidos. No obstante, se necesitan más estudios antes de afirmar que esta infusión rica en antioxidantes proporciona ese beneficio en concreto para este tipo de tumor.

Tags relacionados