falso positivo mamografias

Cuando una mamografía genera algo de duda es lógico que la mujer se alarme e incluso piense en la posibilidad de tener un tumor. Sin embargo, en estos casos el mensaje debería ser de tranquilidad porque muchas veces se trata de un falso positivo.

  • Y en realidad, un falso positivo no es más que una mamografía en la que el radiólogo, al mirar la prueba e interpretarla, tiene alguna sospecha y decide volver a convocar a la mujer para realizar pruebas adicionales.

Pero el hecho de que tenga sospechas no significa que esté intuyendo un tumor sino que, solo con la mamografía, no tiene información suficiente para descartar que haya malignidad. En la mayoría de casos con una ecografía adicional se sale de dudas, aunque también puede repetirse la mamografía.

Si la sospecha es mayor puede hacerse una punción (biopsia con aguja fina).

¿más riesgo de cáncer de mama?

Sin embargo, aunque en los falsos positivos, por definición, no hay malignidad y todo queda en el mal trago que esos días puede pasar la mujer entre prueba y prueba hasta que obtiene los resultado finales, ahora un estudio europeo liderado por el Hospital del Mar de Barcelona y publicado en la revista British Journal of Cancer revela que las mujeres que han tenido un falso positivo tienen más riesgo de sufrir cáncer de mama en un futuro.

Relacionado con este artículo

Para llegar a esta conclusión, el equipo que ha dirigido la Dra. Román, del servicio de Epidemiología del Hospital del Mar y del instituto de investigación IMIM:

  • Ha analizado 3,5 millones mamografías realizadas a más de 1 millón de mujeres en España, Noruega y Dinamarca. No se trata de pruebas hechas a pacientes de riesgo, sino de mamografías de control que forman parte del cribado poblacional de cáncer de mama que se hace en estos países y al que se someten cada dos años las mujeres entre 50 y 70 años.

Tener un falso positivo duplica el riesgo de tumor de mama en 10 años

  • Esas mamografías han permitido detectar más de 10.000 tumores. Pero también dudas en 110.00 pruebas, ya que resultaron ser falsos positivos.
  • Y es justo en este grupo de falsos positivos donde se ha detectado el doble de riesgo de desarrollar un tumor de mama en los siguientes 10 años. Si se produce un segundo falso positivo, el riesgo es 4 veces mayor.

falso positivo, solo una alerta

Llegados a este punto, es fácil pensar que ha habido algún error a la hora de descartar la malignidad en el falso positivo y, con el tiempo, se ha transformado en un tumor. Sin embargo, la Dra. Román asegura que no es así:

  • "Los resultados sencillamente revelan que estas mujeres son biológicamente más propensas a tener anomalías, no que la lesión del falso positivo haya acabado creciendo y se transforme en tumor. Es más, muchas veces el tumor aparece en el pecho contrario.

Relacionado con este artículo

  • Es un simple cálculo de probabilidades: cuantas más anomalías se desarrollan, más riesgo hay de que alguna se vuelva maligna. Indica solo una tendencia.
  • Además, no hay que olvidar que el riesgo de cáncer de mama que se mantiene durante los 10 años siguientes es bajo. Por tanto no conviene alarmarse tras un falso positivo, pero sí es un dato a tener en cuenta".

la importancia de las revisiones periódicas

La Dra. Román asegura que, aunque la mayoría de las mujeres que han tenido un falso positivo no acabarán desarrollando un cáncer de mama, el consejo es que sean especialmente rigurosas en los controles y no se salten ninguno.

  • Conviene que se realicen mamografías cada 2 años entre los 50 y los 69.
  • Si se notan algún bultito en la mama o cualquier anomalía haciendo una palpación deben visitar enseguida al médico.

Es muy importante no saltarse las mamografías de control

La Dr. Román asegura que "es importante insistir en ello porque justamente este grupo de mujeres, tal y como se han demostrado en estudios realizados en nuestro hospital, son más reacias a participar en los controles, cuando debería ser lo contrario".

Las cifras del cáncer

  • De cada 1.000 mamografías que se realizan, en 5 se detecta un tumor.
  • El riesgo de desarrollar un cáncer en 20 años en una mujer que no ha tenido falsos positivos es de un 3, 5%.
  • El riesgo de una mujer que sí ha tenido un falso positivo es de un 7% en 20 años.

Tags relacionados