¿Tienes más de 65 años? Ve al ginecólogo para prevenir el cáncer de cuello uterino

A los 65 años se acaban los programas de detección de cáncer de cuello uterino, por eso muchas mujeres dejan de ir al ginecólogo. Un estudio ha descubierto que ha habido un gran aumento de este tumor a partir de esta edad, por lo que no hay descuidar las revisiones.

Actualizado a
Dra. Laura Cortés
Dra. Laura Cortés

Ginecóloga y obstetra de Women's Carmona Dexeus

Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Al ginecólogo con más de 65 años para el cáncer de cuello uterino
Istock

Un estudio ha observado que 1 de cada 5 nuevos cánceres de cuello uterino se da en mujeres de 65 años o más.

En España, al llegar a los 65 años finalizan los programas de cribado de forma generalizada para detectar precozmente el cáncer de mama o de cuello uterino, por eso muchas mujeres dejan de ir al ginecólogo. Es como si, a esa edad, el riesgo de tumores ginecológicos desapareciera.

Un nuevo estudio publicado en Cancer Epidemiology Biomarkers & Prevention ha descubiero que un número alarmante, así lo definen los investigadores, de mujeres de 65 años o más se enfrentan a diagnósticos de cáncer de cuello uterino en etapa avanzada y mueren a causa de la enfermedad, por lo que probablemente habría que replantear la edad a la que acaban los programas de detección de este cáncer.

Diagnóstico de cáncer de cuello uterino a partir de 65 años

Los resultados de este estudio realizado por investigadores del Centro Integral de Cáncer de la University of California Davis Health revelan que casi uno de cada cinco nuevos cánceres de cuello uterino diagnosticados entre 2009 y 2018 se encontraban en mujeres de 65 años o más.

Y lo más grave es que al 71 % de estas mujeres se les detectó el cáncer en etapas avanzadas, cosa que solo ocurrió en un 48% de las mujeres más jóvenes.

Supervivencia de cáncer de cuello uterino a partir de los 65

El estudio encontró que la supervivencia a los 5 años de la detección del cáncer de cuello uterino en etapas avanzadas era menor a medida que avanzada la edad. En mujeres de 65 o más la supervivencia osciló entre el 23,2% y 36,8%; mientras que en menores de 65 años se situó entre el 41,5% y el 51,5%. Las mujeres de 80 años o más tuvieron la supervivencia más baja de todos los grupos de edad.

"Nuestro estudio encontró un empeoramiento de la supervivencia relativa a cinco años del cáncer de cuello uterino con cada categoría de edad creciente para los diagnósticos de etapa temprana y tardía", señala la coautora del estudio Theresa Keegan, profesora de la División de Hematología y Oncología de UC Davis Health.

Detección del cáncer de cuello útero

Después de la introducción y adopción generalizada de la citología en la década de 1940, la incidencia y la mortalidad por cáncer de cuello uterino han disminuido significativamente en el mundo. Sin embargo, las tasas de incidencia se han estancado desde 2012 y, de hecho, las tasas de cáncer de cuello uterino invasivo han aumentado en las últimas décadas.

Lo contradictorio del asunto es que mediante una detección y un seguimiento adecuados, el cáncer de cuello uterino se puede prevenir o detectar en una etapa temprana y el pronóstico es muy bueno.

El problema es que, en España y otros países, los programas actuales de detección de este cáncer se acaban cuando la mujer cumple 65 años. Esto puede ocurrir incluso en mujeres que hayan tenido citología alteradas en algún momento de su historial ginecológico o que se les haya detectado el virus del papiloma humano.

Riesgos de problemas ginecológicos a partir de los 65 años

Los prolapsos uterinos o la incontinencia urinaria son los problemas ginecológicos que más se asocian a la mujer partir de los 65, sin embargo el riesgo de cáncer de cuello uterino sigue existiendo pero al no haber programas de cribado para este tumor ni para el de mama a partir de esta edad, muchas mujeres dejan de ir al ginecólogo durante 15, 20 años o más dependiendo de la esperanza de vida.

Cada cuánto hay que ir al ginecólogo a partir de los 65 años

No existen unas directrices consensuadas respecto a la periodicidad con la que una mujer debería acudir al ginecólogo a partir de los 65 años, pero muchos médicos opinan que una revisión cada dos años o incluso anual sería lo adecuado para una correcta prevención.

Por qué deberías seguir haciendote citologías a partir de los 65 años

La Dra. Laura Cortés, especialista en obstetricia y ginecología de Women's, explica por qué deberían seguir haciéndose programas de cribado de cáncer de cuello uterino mediante citologías más allá de los 65 años:

  • A partir de los 65 años las mujeres no es que tengan más riesgo de cáncer de cuello uterino, pero si dejan de venir al ginecólogo probablemente el cáncer se diagnosticará una vez la paciente tenga síntomas, lo que significa que estará en un estadio más avanzado.
  • Por edad son un grupo de pacientes probablemente con mayor comorbilidad y todo ello empeora el pronóstico del cáncer.
  • Los modelos de familias han cambiado, hay más parejas sexuales independientemente de la edad, por lo que también están en riesgo de presentar infecciones por el virus el papiloma.
  • A estas edades puede costar más eliminar el virus y dicha persistencia favorece el riesgo de presentar lesiones de alto grado y cáncer de cuello de útero.