audifonos

La pérdida de audición es algo común entre los españoles. Según datos del I Estudio de cuidado auditivo elaborado por GAES, 1 de cada 4 españoles reconoce que no oye bien.

Y aunque este trastorno suele asociarse a los mayores, lo cierto es que cada vez se da en edades más tempranas.

Relacionado con este artículo

La OMS calcula que 1.100 millones de jóvenes de entre 12 y 35 años pueden acabar dañando sus oídos por exponerlos continuamente a volúmenes elevados (por ejemplo, escuchar música con auriculares de botón por encima de los 60 dB, que es el límite máximo recomendado).

Los audífonos, una posible solución

Afortunadamente, tanto si eres joven como si has perdido audición con la edad, no tienes por qué resignarte a vivir oyendo menos.

  • “Los audífonos permiten cubrir completamente casi cualquier tipo de pérdida auditiva, comenta Francesc Carreño, director de Audiología y Calidad de GAES.

Favorecen la estimulación auditiva según varios estudios

A pesar de ello, parece que en nuestro país existen ciertas reticencias respecto a usarlos.

  • “En España hay unas 600.000 personas usuarias de prótesis auditivas, una tasa de adopción baja comparada con la de otros países europeos” constata Jordi Serra Rovira, presidente de la Asociación Nacional de Audioprotesistas (ANA).

Para Serra Rovira, “el principal problema para la toma de decisión es que debemos aceptar una situación que es un hándicap, que frecuentemente intentamos disimular”. Además, “todavía hay muchas personas que tienen una visión estigmatizante de este tipo de dispositivos”, añade.

Cada vez más, y mejores, modelos

“Hoy en día los audífonos han evolucionado para ser más estéticos y tecnológicos, y existen muchos tipos: desde los externos a los que van totalmente integrados en nuestro conducto auditivo, siendo prácticamente invisibles”, nos cuenta Francesc Carreño.

Las baterías se pueden recargar y ya no se necesitan cambiar continuamente

“Incluso permiten conectarse a través de bluetooth a nuestros smartphones para seguir llamadas telefónicas sin tener que quitárnoslos, escuchar música o la televisión directamente a través de ellos”, añade el especialista de GAES.

Pero no todos valen para lo mismo: por ello es importante acudir a un especialista en audición para que valore cuál es la mejor solución auditiva en cada caso.

Cómo adaptarse a un audífono

Aunque, según palabras de Serra Rovira, habituarse a los audífonos no es difícil, también es cierto que el audioprotesista establece un plan personal para aclimatarse a ellos.

Relacionado con este artículo

  • Durante las primeras semanas acostumbrarte a llevarlos puede costarte (porque te molestan, oyes tu voz muy fuerte, notas una especie de zumbidos o pitidos…). Si te ocurre, no dudes en comentarlo con tu especialista en audición, que acabará de ajustar el aparato o te dará soluciones para evitar estas incomodidades.


cuidados para que no se estropeen

Como todo dispositivo electrónico, los audífonos necesitan un adecuado mantenimiento para que duren más y nos permitan oír bien.

“Requieren cuidados diarios, que incluyen la limpieza y el secado. Esto evitará, por ejemplo, que el sudor y la humedad los dañen”, opina el experto de la ANA.

El audioprotesista es quién debe enseñar cómo cuidar cada audífono en particular

También es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Manipúlalos siempre en una superficie blanda, para evitar que se dañen si se te caen de las manos.
  • Cuando no lo uses, guárdalos en el estuche, y evita exponerlos a fuentes de calor (como por ejemplo el secador del pelo). Tampoco los dejes en la repisa de la chimenea cuando esté encendida o cerca de un radiador, ni dentro del coche en verano.
  • Lávate las manos antes de manipularlos. Productos como lacas, perfumes, lociones para después del afeitado y gotas para los oídos pueden dañarlos.

Relacionado con este artículo

  • Por dentro, límpialos con los productos que te indique tu especialista en audición: nunca lo hagas con alcohol o artículos de limpieza general. Y por fuera puedes utilizar una gamuza suave.
  • Para proteger el buen estado de la batería, abre el compartimento de las pilas o la batería por la noche y deja que se ventile.

Por último, ambos especialistas insisten en que, cuando se necesitan, este tipo de dispositivos pueden mejorar mucho la calidad de vida. No hay que olvidar, como remarca Serra Rovira, que “el oído es uno de los sentidos que nos mantiene comunicados con nuestro entorno”.

Tags relacionados