MAREO

Actualizado el

MAREO

Inestabilidad, debilidad, falta de equilibrio, vista nublada... Son algunas de las sensaciones que se perciben al tener un mareo, un término que abarca gran variedad de situaciones que, en ocasiones, nada tienen en común entre ellas.

Por fortuna, no suelen deberse a causas importantes y, además, suelen mejorar por sí solos sin necesidad de tratarlos.

SE deben a una falta de riego sanguíneo

Los mareos aparecen cuando al cerebro no le llega sangre suficiente, lo que puede responder a múltiples razones. La sensación es siempre parecida:

  • Debilidad
  • Percepción irreal de las cosas
  • Imposibilidad para coordinar o actuar de forma coherente y rápida
  • Inestabilidad
  • “Embotamiento” de cabeza

Relacionado con este artículo

Aunque hay trastornos graves que pueden provocar mareos, como los infartos y la epilepsia, lo habitual es que sea por causas de fácil remedio. Sin embargo, si además del mareo hay dificultad para hablar o el corazón presenta latidos irregulares, deberías ir al médico.

Si detrás hay una bajada de tensión

Las disminuciones repentinas de la tensión arterial son una de las causas más frecuentes de los mareos. Sabrás que es una bajada de tensión si:

  • Notas el mareo al cambiar rápidamente de posición (tras estar sentada o tumbada durante bastante rato, por ejemplo) hay que aprender a realizar estas variaciones de forma lenta y progresiva.

Relacionado con este artículo

  • Si estás tumbada, lo ideal es agarrarse a algo para poder incorporarse de forma lenta. Quédate sentada durante unos minutos antes de ponerte en pie y caminar, lo que facilita al organismo adaptarse a la nueva situación.
  • Otras sencillas medidas para reducir el riesgo de marearse, además de cambiar despacio de posición, son evitar posturas mantenidas de pie durante mucho tiempo, utilizar medias de compresión para favorecer una buena circulación en las piernas y aumentar la ingesta de agua.

Además de mareo, la bajada de tensión provoca visión borrosa y somnolencia

  • Además de mareo, las bajadas tensionales pueden provocar visión borrosa, confusión y somnolencia.
  • La hipotensión leve en gente sana, que no supone ningún problema en su vida diaria, no necesita tratamiento. Pero si interfiere en las actividades habituales debe de ser evaluado por el especialista.

Cuando la causa es una bajada de azúcar

Si los mareos aparecen cuando llevamos mucho tiempo sin comer o durante una época en la que no nos estamos alimentando correctamente pueden deberse a una hipoglucemia, lo que comúnmente se conoce como “bajadas de azúcar”.

  • El mareo suele ir acompañado de nerviosismo, sudoración y fatiga.

Relacionado con este artículo

  • La solución inmediata en estos casos es tomar lo antes posible alimentos que sean ricos en carbohidratos.
  • La mañana es uno de los momentos del día en que se producen con mayor frecuencia estos mareos. ¿La razón? Haberse saltado la cena o no haber incluido una ración de hidratos de carbono en ella, o simplemente no haber desayunado antes de comenzar la jornada.

Mareo, sudoración, fatiga y nerviosismo son síntomas de una bajada de azúcar

  • Para evitar las hipoglucemias la alimentación debe ser equilibrada, ingiriendo la suficiente cantidad de hidratos de carbono de absorción lenta (incluidos en frutas, cereales, legumbres y patatas) y realizando las 5 o 6 comidas recomendadas diariamente. Esto es fundamental para que los niveles de glucosa en sangre permanezcan constantes.

el sol puede marearte

En situaciones en las que aumenta la temperatura corporal considerablemente, como en las exposiciones solares prolongadas, también pueden aparecer mareos.

Puede ser grave cuando se acompaña de un incremento de la temperatura corporal medida en la axila, debilidad muscular, sudoración excesiva y sed extrema, entre otros síntomas.

Un golpe de calor requiere asistencia médica urgente

Es lo que se denomina golpe de calor y se debe a una pérdida excesiva de agua y sales minerales que provocan un estado de deshidratación corporal, algo que también puede ocurrir en otras ocasiones como en las gastroenteritis importantes. Ten en cuenta que si notas que padeces un golpe de calor deberías ir al médico con urgencia.

Cómo actuar ante un desmayo

Justo antes del síncope la persona palidece o adquiere un tono amarillo en la cara, siente debilidad, puede tener visión “en túnel” y escuchar los ruidos y las palabras muy lejanos.

La pérdida de conciencia tras un mareo se caracteriza por su brusca aparición y corta duración. La recuperación en estos casos suele producirse de forma espontánea. De todos modos, puedes ayudar siguiendo unos sencillos pasos:

  1. Tumba al afectado boca arriba
  2. Levántale las piernas sobre el nivel del corazón
  3. Afloja la ropa que pueda oprimirle
  4. Mantenle vigilado hasta que recupere la conciencia.

diferencia entre Mareos y vértigos

Hay quien utiliza la palabra mareo para referirse también a los vértigos, pero lo cierto es que son diferentes.

  • Sufrimos vértigo cuando notamos que el entorno y las cosas que nos rodean giran rápidamente. Es una sensación ilusoria similar a la percepción del movimiento dentro de un coche.
  • Con el mareo, la principal característica es que sentimos inestabilidad, como si viajásemos en un barco. Podemos tener la impresión de que nos vamos a desmayar en cualquier momento.