1. Elimina toxinas y reduce celulitis

1 / 3 Elimina toxinas y reduce celulitis

Siéntate colocando una pierna sobre la otra de manera que el muslo quede "libre" de la rodilla al glúteo.

  • Coloca las manos en el lado exterior del muslo y ve haciendo círculos con todos los dedos planos presionando suavemente la piel. Debes ir desde el lateral de la rodilla hacia la cadera de 10 a 30 veces en cada pierna.
  •  Luego haz otra pasada, de abajo a arriba, cómo si fueras dando suaves pellizcos con toda la mano. Repite los mismo pasos con la otra pierna.

 

3. Activa la circulación de los brazos

2 / 3 Activa la circulación de los brazos

Con un brazo levantado y con el codo ligeramente flexionado, traza círculos con la mano contraria, como si amasaras la piel.

  • Hazlo desde el hombro hasta la muñeca. Repite 10 veces y cambia de brazo.
2. Menos hinchazón abdominal

3 / 3 Menos hinchazón abdominal

Siéntate en una postura que te resulte cómoda.

  • Coloca las manos de forma que te queden los dedos por encima de la ingle. Empieza a realizar un ligero masaje en pequeños círculos y ves desde una ingle a la otra pasando por la parte inferior del abdomen.

 

Actualizado a

apertura3

Los efectos de un masaje linfático

Allí donde no llega la sangre, accede un líquido llamado linfa como si fuera un río interior que nutre y limpia nuestros tejidos.

Por eso, si este líquido se estanca pueden aparecer numerosos problemas de salud y también estéticos: desde las bolsas en los párpados hasta las piernas hinchadas o la celulitis son señales de que la linfa no está circulando cómo debería.

El líquido llamado linfa se estanca y causa problemas

Entonces es cuando hablamos de que hay un mal drenaje linfático en el organismo y, una de las principales consecuencias es la retención de líquidos y la acumulación de toxinas.

El Dr. Sagrera-Ferrádiz, experto en terapias manuales, nos propone una manera sencilla y eficaz de estimular la circulación en este sentido y luchar contra celulitis o acumulación de líquidos en otras zonas. Si lo haces 3 veces a la semana no tardarás en ver los resultados.

Así se hace para que funcione

  • Ten en cuenta que el automasaje para estimular el drenaje linfático debe ser delicado, a diferencia de otros tipos de masaje por ejemplo para destensar la musculatura, que pueden ser más activo.
  • El objetivo es empujar suavemente la superficie de la piel, a un ritmo muy lento.
  • Es mejor que no utilices ningún tipo de crema o aceite.

Tags relacionados

Dr. Sagrera-Ferrándiz, Médico y Magister en Medicina Manual y Osteopatía