consejos que alivian

Actualizado el

consejos que alivian

Normalmente cuando nos sobreviene el dolor de cabeza, sobre todo si es muy agudo, lo primero a lo que tendemos es a echar mano de los fármacos. No obstante, se ha comprobado que tomar analgésicos de forma sistemática contra el dolor de cabeza puede ser contraproducente.

La Ciencia ha demostrado que ciertos gestos cotidianos pueden resultar de gran ayuda para aliviar la cefalea. Te contamos algunos trucos efectivos que quizás podrán ayudarte.

SI EL FRÍO TE PROVOCA MIGRAÑA...

Seguramente habrás comprobado esa sensación de dolor de cabeza instantáneo que se siente cuando comes un helado o bebes algo muy frío con una pajita.

Es el fenómeno del "cerebro congelado", que aparece cuando algo helado toca el paladar. Suele pasar cuando hace mucho calor y tomas algo a baja temperatura demasiado rápido.

El fenómeno del "cerebro congelado" es pasajero, pero muy molesto

¿Por qué ocurre? El contraste del frío con el aire cálido del exterior hace que las venitas del paladar se contraigan y dilaten rápido, y los nervios cercanos envían esa señal de "incomodidad" al cerebro.

Relacionado con este artículo

Cuando a este órgano le llega de golpe esa sensación, aumenta el flujo sanguíneo y aparece el dolor.

Es pasajero, pero en personas sensibles puede originar una migraña. Cuando te pase, pon en práctica cualquiera de estos dos consejos:

  • Bebe agua tibia y mantenla unos segundos en la boca.
  • Empuja la lengua hacia el techo de la boca y, a la vez, cúbrete la nariz y la boca con tus manos y respira rápido para aumentar el flujo de aire caliente al paladar.

otras veces el frío ayuda

"Hemos comprobado que, cuando se toma algo frío, el dolor aparece por el aumento del flujo sanguíneo en la arteria cerebral anterior, y desaparece cuando esta se contrae", asegura del Dr. Serrador, de la Universidad de New Jersey (EE. UU.).

Esto explicaría por qué hay personas a las que les va bien tomar algo helado cuando ya les duele la cabeza. Están provocando el efecto del "cerebro congelado" y, al contraerse la arteria, el dolor disminuye.

Relacionado con este artículo

Para comprobar si en tu caso el frío resulta un alivio, la próxima vez que te duela la cabeza prueba a saborear un cubito de hielo y, a continuación, bebe un poco de agua tibia.

Olores que mitigan los síntomas

Tanto si respiras sus moléculas olorosas como si los aplicas mediante un masaje, está demostrado científicamente que algunos aceites esenciales ayudan a reducir el dolor. Prueba con los de las siguientes plantas. Eso sí, asegúrate de que sean puros.

Lavanda

• Es muy útil si sufres cefaleas tensionales en épocas de ajetreo.
• Un estudio ha demostrado que inhalar lavanda 15 segundos reduce los síntomas.

Romero

• Te conviene si padeces cefaleas por insomnio, ya que mejora ambos problemas.
Masajea unas gotas de aceite esencial de romero en la base del cráneo y detrás de las orejas.

Menta

• Puede ayudarte si te duele la cabeza antes de la regla o por tensión en las cervicales.
Aplícalo en la frente y las sienes. Notarás una sensación de frescor calmante.

¡Caminar deprisa funciona!

Caminar a ritmo intenso tiene múltiples beneficios para tu salud integral. Y, llegados a este punto, tenemos que añadir otro: puede acabar con tus dolores de cabeza.

Relacionado con este artículo

La profesora Alice Minghetti, del Departamento de Deporte y Salud de la Universidad de Basilea (Suiza) nos explica por qué funciona:

"Una de las causas de la migraña es un deficiente flujo sanguíneo en el cerebro, y se ha visto que el ejercicio un poco intenso mejora la circulación en este órgano. Por tanto, es una gran ayuda para prevenirla y aliviarla".

Presiona y calma

El estrés es una de las principales causas de dolor de cabeza. El mecanismo es el siguiente: provoca tensión muscular y, con ella, los nervios también se comprimen, la circulación sanguínea empeora... y así la cefalea está servida.

Ejercer una ligera presión sobre ciertas zonas puede ser de gran alivio

Presionar ciertos puntos de la cabeza ayuda a liberar esa tensión.

Relacionado con este artículo

Prueba con estos cuatro gestos sencillos y muy eficaces. Basta con localizar los puntos que te comentamos y ejercer una ligera presión sobre la zona durante 10 segundos:

  • Sienes. Lleva los pulgares a las sienes y presiona suavemente.
  • Nariz. Coloca tus índices a ambos lados de la nariz, justo en la zona situada encima de las aletas, y haz una ligera presión, sin que en ningún momento se tapen las fosas nasales.
  • Base del cráneo. Presiona con tus pulgares en la base del cráneo, a lado y lado de la columna.
  • Entrecejo. Coloca el dedo índice por encima del puente de la nariz, en la zona del entrecejo, y aprieta suavemente en este punto.

El pilates como analgésico

¿Sabías que una mala postura también puede ser la culpable del dolor de cabeza?

Relacionado con este artículo

Si te sientas encorvado con la cabeza hacia delante, la base del cráneo y la parte superior del cuello reciben más presión de la que les corresponde, y puede aparecer la cefalea.

El siguiente ejercicio de pilates ayuda a tu cuello a recuperar una posición neutra, liberándolo de esa carga.

  1. Estírate sobre una esterilla con la cabeza apoyada en una pelota de goma blanda. Coge aire y, al exhalarlo, estira el cuello hacia atrás y luego baja la barbilla. Repite 5 veces y quédate en una posición media, ni hacia atrás ni hacia delante.
  2. Gira la cabeza a la izquierda, vuelve al centro y luego gira a la derecha. Repite 5 veces y, al final, quédate en el centro.
  3. Imagínate una figura vertical con forma de número 8 y traza el contorno con tu nariz. Tu cabeza debe moverse en un gesto pequeño y suave.