Asesorado por el doctor Raimundo Gutiérrez, secretario general de la Sociedad Española de Otorrinolaringología.

Por Pablo Cubí, periodista

Una técnica permite recuperar el olfato a pacientes de Covid
iStock by Getty Images

La anosmia, o pérdida de olfato, es una afectación que en casos leves es temporal y relativamente frecuente. Todos hemos podido padecerla tras una gripe o un resfriado especialmente fuerte.

También es uno de los posibles síntomas de la Covid-19. En España, se calcula que un 88% de pacientes de Covid tienen algún grado de pérdida de olfato y gusto.

La mayoría lo recuperan de forma espontánea en pocos días, explica el doctor Raimundo Gutiérrez, secretario general de la Sociedad Española de Otorrinolaringología. "Pero otros no lo van a recuperar, o no en su totalidad: tendrán dificultad para identificar determinados olores.”

cómo ENTRENAR PARA RECUPERAR EL OLFATO

Para la recuperación de estos sentidos, no hay ningún tratamiento médico que sea efectivo. Los otorrinos emplean una técnica, el entrenamiento olfatorio, descrita en el 2009. Por tanto, se trata de un método relativamente moderno.

Con este entrenamiento lo que se observa que hay un porcentaje más alto de personas que se recuperan y que se recuperan antes”, explica el doctor Gutiérrez.

El entrenamiento se basa en exponer cada día el paciente a cuatro aromas

La técnica olfativa consiste en exponer al paciente a cuatro aromas: floral, limón, eucalipto y clavo.

¿EN QUÉ CONSISTE EL ENTRENAMIENTO?

  • Se pone una gota de aceite esencial en una tira de prueba y se hace oler cada uno durante 30 segundos.
  • Se deja pasar unos segundos y se expone a otro de los aromas. En total el entrenamiento se hace en cinco minutos.

No se puede exponer más tiempo, puesto que el olfato tiende a saturarse cuando lleva rato percibiendo el mismo olor.

Se comercializan kits con las 4 esencias para practicar este entrenamiento

El entrenamiento consta de dos ciclos.

  • El primero más intenso: se expone a los cuatro aromas, tres veces al día. Dura dos semanas.
  • El segundo ciclo dura cuatro semanas y consiste en hacer el ejercicio dos veces al día.

¿CUÁNTO puede tardar la mejora?

Muchos pacientes, con este periodo (de seis semanas) ya empiezan a notar mejoría”, apunta el doctor Gutiérrez. Pero no siempre va a ser así ni siempre la recuperación va a ser completa.

Hay que contener las expectativas: no siempre funciona

La duración total es muy variable. Hay personas que se pasan hasta seis u ocho meses de entrenamiento. Va a depender de varios factores:

  • Grado de pérdida. Si la pérdida de olfato es completa o solo parcial.
  • La edad. La gente joven tiene más capacidad de recuperación.
  • La causa que la ha provocado. Hay múltiples motivos, desde una gripe, tabaquismo o exposición a un tóxico, hasta un tumor cerebral.

No hay datos precisos. Se calcula que en algunos casos puede acelerar en tres o cuatro meses el periodo de recuperación.

¿SIRVE PARA TODO EL MUNDO?

Hay problemas estructurales sin solución. Si por un golpe se ha fracturado el nervio olfativo, no hay solución posible. De los casos con posibilidades de recuperación, “hay un 20% de pacientes que nunca van a recuperar el olfato”, puntualiza el otorrino.

  • Por eso el primer factor a tener en cuenta es el motivo de la anosmia.

Ahora se comercializa un kit, con los aceites esenciales para que tú puedas hacer el entrenamiento en casa.

Un 20% de los casos no consiguen recuperar el olfato

No necesita ningún tipo de receta, aunque “lo lógico es que sea un médico el que aconseje esta técnica tras diagnosticar el problema”. Por ello es mejor consultar antes con un especialista.

CÓMO AFECTA LA COVID AL OLFATO

En el caso de la Covid es muy pronto para saber el porcentaje de éxito de este tipo de entrenamiento. “Sí se ha visto que la mayoría de enfermos de Covid tienen mejor evolución que otros casos diferentes”, añade el doctor.

Esto se debe a que el coronavirus no afecta tanto a las neuronas que mandan la señal olfativa al cerebro, sino a las células de soporte que rodean esas neuronas. Estas células son las que secretan una proteína, los odoríferos, que son las que van a estimular las neuronas.

Por eso, si estas células están infestadas de coronavirus no se huele. Pero tienen capacidad de regenerarse tras la infección.

¿Y QUÉ PASA CON EL GUSTO?

El sistema de entrenamiento es útil tanto para el olfato como para el gusto.

A través de la memoria olfativa se recupera también el gusto, que está muy ligado al olfato”, aclara el doctor Gutiérrez.

Los kits para ejercitar el olfato se comercializan en las farmacias por algo menos de 50 euros.

Tags relacionados