Un fármaco hormonal común se asocia con riesgo de tumor cerebral benigno

El acetato de ciproterona es un fármaco hormonal muy común que se receta para tratar el hirsutismo o el acné muy severo. Un estudio alerta que tomarlo en dosis altas aumenta el riesgo de meningiomas, el tumor cerebral benigno más común.

Actualizado a
Un fármaco hormonal común se asocia con riesgo de tumor cerebral benigno
iStock by Getty Images

El acetato de ciproterona es un fármaco ampliamente utilizado en el tratamiento hormonal de afecciones como el cáncer de próstata, el crecimiento excesivo de vello (hirsutismo) o el acné seborreico severo.

Un estudio realizado por la Universidad de Bristol que ha analizado más de 8 millones de casos revela que altas dosis de este medicamento se relacionan con un mayor riesgo de meningioma, el tipo más común de tumor cerebral benigno. Los resultados del estudio se han publicado en Scientific Reports.

Acetato de ciproterona

El acetato de ciproterona en dosis altas (más de 50 mg/día) suele recetarse en las siguientes situaciones:

  • Hombres con cáncer de próstata inoperable.
  • En caso de hirsutismo (crecimiento excesivo de vello en la mujer). Son varias las causas que pueden provocar hirsutismo: ovario poliquístico, síndrome de Cushing (el cuerpo produce mucha hormona cortisol), hiperplasia suprarrenal congénita (producción anormal de hormonas esteroides, incluidas cortisol y andrógeno)...
  • Terapia hormonal transexual de hombre a mujer.

Las dosis más bajas (2-10 mg/día) del fármaco se utilizan normalmente combinadas con estradiol para tratar la alopecia asociada con andrógenos o el acné seborreico en mujeres.

De todas maneras, la dosis dependerá de la gravedad del cuadro. De hecho, la Asociación Española de Pediatría recuerda que su uso se aconseja al segundo año de edad ginecológica (a los dos años de venir la regla) y la dosis puede oscilar entre 25 y 100 mg la día.

Riesgo trombótico conocido

La combinación de acetato de ciproterona y etinilestradiol se prescribía habitualmente como anticonceptivo.

Sin embargo, en 2013 saltó la alarma en Francia al producirse 4 muertes por trombosis entre mujeres que tomaban el fármaco.

  • Esto llevó a la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) a emitir una nota informativa en la que desaconsejaba el uso de ciproterona en combinación con etinilestradiol como anticonceptivo.

Sin embargo, se mantenía la recomendación para el "tratamiento del hirsutismo y/o del acné andrógeno-dependiente moderado o severo que no responda a tratamientos tópicos o antibioterapia" porque la "relación riego/beneficio era favorable".

La AEMPS recordaba a los profesionales sanitarios que estos medicamentos poseen acción anticonceptiva y aumentan el riesgo de tromboembolismo venoso.

Este riesgo trombótico es mayor durante el primer año de tratamiento y cuando se reinicia el tratamiento tras una interrupción de más de un mes.

Tumores cerebrales benignos

Al margen del riesgo trombótico, estudios recientes han vinculado la toma de acetato de ciproterona con un mayor riesgo de meningiomas.

  • Los meningiomas son tumores benignos de crecimiento lento.
  • A menudo se descubren por casualidad tras realizar pruebas de imagen por cualquier otro motivo.
  • Es cierto que no son malignos, pero pueden provocar una discapacidad importante si llegan a comprimir el cerebro, los nervios y los vasos adyacentes.

meningiomas y fármacos hormonales

Dado el uso generalizado del acetato de ciproterona, investigadores de las Universidades de Bristol, Cambridge y la Universidad Nacional de Singapur decidieron realizar una revisión de todos los trabajos que han estudiado su vínculo con los meningiomas.

  • Revisaron datos de más de 8 millones de personas.
  • 165.988 de ellos tomaban acetato de ciproterona en diferentes dosis.

A analizar los datos, descubrieron que había una asociación entre la toma del fármaco en dosis altas y un mayor riesgo de meningioma.

  • "La causa de los meningiomas es controvertida, pero hay pruebas sólidas que sugieren un papel plausible de las hormonas sexuales en la aparición del meningioma", explica Keng Siang Lee, uno de los autores del estudio.
  • "Sabemos que tiene predilección por las mujeres, especialmente después de la pubertad".
  • "Además, las fluctuaciones en el crecimiento del meningioma durante el ciclo menstrual, el embarazo y la lactancia también han sido bien documentadas".
  • De hecho, "se sabe que ciertos meningiomas situados en la base del cráneo tienen receptores de andrógenos, progesterona y estrógeno", concluye.

Así pues, su vínculo con las hormonas sexuales parece estar claro.

Toque de alerta

A la luz de estos resultados, insisten los autores del estudio, "habría que considerar cuidadosamente la prescripción de dosis altas de acetato de ciproterona, especialmente para indicaciones no autorizadas".

También sugieren que las personas que han tomado dosis altas del fármaco se realicen controles mediante resonancias magnéticas para detectar de forma temprana posibles tumores cerebrales benignos.