Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

Los genes también influyen en la aparición de las hemorroides
iStock by Getty Images

El sedentarismo o pasar muchas horas de pie, los kilos de más, una dieta que incluya poca fibra, sufrir estreñimiento... son algunos de los factores de riesgo que se asocian comúnmente a las hemorroides, un trastorno muy habitual entre la población adulta.

Pero los hábitos o determinadas situaciones vitales (como el embarazo) no son las únicas causas de que aparezcan, según un extenso estudio del CIC bioGUNE, un centro de investigación biomédica con sede en el País Vasco, publicado en la prestigiosa revista científica Gut.

  • Sus autores han identificado que ciertos genes también pueden influir en su aparición.

Qué son las hemorroides

En realidad todos tenemos hemorroides, porque este es el nombre que se le da a unos vasos sanguíneos en forma de cojín que están llenos de sangre. Están situados en el interior del ano y nos ayudan a contener las heces.

  • El trastorno surge cuando las hemorroides se inflaman, lo que puede provocar dolor, picazón o incluso que salgan hacia fuera y sangren.
  • Los casos más leves suelen solucionarse por sí solos en unos días, o con la ayuda de ciertos fármacos, pero en los graves a veces es necesario recurrir a la cirugía para eliminarlas.

Si después de dos semanas no han remitido, acude a tu médico

  • Aunque se desconoce la incidencia real de la enfermedad (se sospecha que un gran número de personas que las sufren no acuden al médico por pudor), se calcula que más de la mitad de los adultos sufrirán hemorroides alguna vez en su vida.

Cómo actúan los genes vinculados a ellas

Desde el CIG bioGUNE sostienen que, precisamente por la naturaleza íntima de la enfermedad, ha sido generalmente subestimada pese a su alta incidencia.

  • Esto, probablemente, ha hecho que no se conozcan los mecanismos moleculares implicados en su aparición ni las razones por las que solo algunas personas desarrollan complicaciones.

Precisamente para avanzar en el conocimiento de las causas de las hemorroides, los autores de la investigación, que ha contado con una destacada participación internacional, han estudiado el ADN de casi un millón de personas.

  • Tras analizar millones de cambios en el genoma de los participantes, han identificado 102 regiones que contienen genes que aumentan el riesgo de enfermedad hemorroidal.
  • Estos genes se expresan principalmente en los vasos sanguíneos y en los tejidos gastrointestinales, aclaran desde el centro de investigación biomédica.

Muy relacionados con la buena salud abdominal

¿Pero cuál es la función de estos genes? ¿En qué procesos están involucrados?

  • Según los autores del informe, son determinantes en el control de los músculos lisos o viscerales, que recubren el interior tanto de los vasos sanguíneos (recuerda que las hemorroides lo son) como de los órganos.
  • Su papel también es fundamental a la hora de desarrollar y preservar el buen estado de la zona intestinal, en concreto del epitelio (el tejido que recubre los órganos por fuera) y del endotelio (que tapiza el interior de venas y arterias y permite el intercambio de nutrientes).

Las hemorroides se inflaman con más frecuencia en las mujeres que en los hombres

Por todo ello, los autores concluyen que la enfermedad hemorroidal surge, al menos en parte, debido a un mal funcionamiento de los músculos lisos, del epitelio y del tejido conectivo.

  • "Estos nuevos hallazgos son muy interesantes y pueden conducir al desarrollo de opciones terapéuticas adicionales y no invasivas a largo plazo", apunta al respecto Andre Franke, investigador del Instituto IKMB en Kiel (Alemania) y uno de los autores del informe.

Más riesgo de que las hemorroides se agraven

Los genes identificados no solo aumentan la incidencia de las hemorroides, también podrían asociarse a una aparición más temprana y a que se acaben complicando y requieran, incluso, de tratamiento quirúrgico.

  • Aunque esta asociación necesita confirmarse con más estudios, según Mauro Amato, jefe del Grupo de Genética Gastrointestinal del CIC bioGUNE y coordinador de la investigación, estos hallazgos "podrían ayudar a identificar a las personas con mayor riesgo de complicaciones para que sean controladas más de cerca y beneficiarse, en mayor medida, de estilos de vida saludables para prevenir el tratamiento quirúrgico".

Tags relacionados