microbiota y depresion

Los factores que influyen en una depresión son múltiples y no podemos infravalorar ninguno. La depresión no siempre se arregla con una simple pastilla ni se puede dejar sin tratamiento esperando que sea un bache emocional.

  • Intervienen factores ambientales del paciente y fallos en la química de nuestros neurotransmisores, aquellas células que envían señales de confort o felicidad.

El tratamiento con fármacos no está exento de polémica por los efectos secundarios. Ahora se plantea otro tipo de ayuda en el tratamiento, la de la microbiota.

EL PAPEL DE LA SEROTONINA

Un hecho a tener en cuenta es que el 90% de la serotonina, la famosa hormona del bienestar, la fabricamos y almacenamos en el sistema digestivo.

La serotonina es una molécula importante para nuestra vida. Este neurotransmisor participa en múltiples mecanismos del cuerpo:

  • Nos induce la sensación de calma, de relajación, de bienestar.
  • Estimula el deseo sexual.

Relacionado con este artículo

  • Favorece la creación de la dopamina, que es otra hormona fundamental para la salud emocional y mental.
  • Ayuda a combatir el estrés y participa en el proceso del sueño.
  • Colabora en la regulación del apetito.
  • Ayuda a regular la temperatura corporal y participa en los movimientos del intestino.

CÓMO ACTÚA LA MICROBIOTA

En las paredes de nuestro intestino hay millones de microbacterias, lo que forman la flora intestinal o microbiota.

Estas microbacterias, interactúan y son beneficiosas para nuestro organismo y aún se sigue estudiando cómo es exactamente esa interrelación.

La microbiota regula buena parte de nuestra serotonina

Según explica la doctora Sari Arponen, del Hospital Universitario de Torrejón y colaboradora de Nutribiótica, “la microbiota regula la creación de esa serotonina del aparato digestivo y algunas de esas cepas bacterianas incluso puede crear serotonina”.

  • Pero la serotonina del aparato digestivo no pasa al cerebro. La serotonina que se crea y actúa en las neuronas cerebrales es otra.

La depresión además es un tema complejo que no surge por un único neurotransmisor como en este caso la serotonina.

QUÉ PAPEL TIENE EN LA DEPRESIÓN

Por tanto, la microbiota sí puede tener un papel sobre todo en ciertos tipos de depresiones, pero no será solo por la serotonina”, remarca la doctora Arponen.

La microbiota tiene mucho que ver sobre cómo nos influye el estrés. El estrés si se relaciona con la depresión.

Relacionado con este artículo

También la inflamación de bajo grado influye en la depresión.

  • Cuando hay una inflamación mantenida de forma crónica, se sabe que la microbiota está en desequilibrio. Este desequilibrio de la microbiota puede desencadenar y mantener la inflamación crónica y favorecer en la persona esta tendencia a la depresión

También se ha constatado que en las personas con fuertes grados de depresión hay algunos tipos de bacterias de la microbiota que aparecen aumentados y otros que disminuyen.

TIPOs DE DEPRESIÓN

Al relacionar el papel de flora intestinal con la depresión, tengamos en cuenta que hay que descartar es el término depresión en genérico.

Hay varios tipos de depresiones. No es lo mismo la depresión de una persona obesa, con una alimentación inadecuada, que la de una persona con un dolor crónico, ni la una persona con predisposición genética y que no puede lidiar con los problemas emocionales que le pasan en la vida.

No es lo mismo la depresión por un dolor crónico que por sentirse superado por una situación personal

  • De ahí seguramente viene que hay depresiones que responden a los fármacos antidepresivos y otras que no”, recuerda la doctora Arponen.

Lo que sí se ha constatado es que en todos los casos se puede actuar sobre la microbiota para intentar mejorar el cuadro clínico.

¿conoces los PSICOBIÓTICOS?

La otra vía para cambiar la microbiota es la administración de alimentos probióticos, que ayudan a la regeneración bacteriana.

Los psicobióticos son probióticos que pueden aportar beneficios a la salud mental

No se trata de un probiótico cualquiera, como un simple yogur. Son los llamados psicobióticos, probióticos específicos que pueden aportar algún efecto beneficioso en la salud mental.

Son probióticos de cepas concretas que se ha estudiado que pueden tener algún efecto en personas con depresión o trastornos ansiosos depresivos.

Relacionado con este artículo

El concepto es relativamente nuevo y se extendió a partir del 2012 gracias a los estudios del doctor Ted Dinan.

cómo superar la depresión

Hay varios estudios que nos dicen que mejorar la alimentación puede ayudar a las personas con depresión.

Se trata de seguir una línea de sentido común:

  • Asegurar un buen aporte de verdura, fruta, setas, pescado, moluscos y crustáceos.
  • Reducir el exceso de alimentos procesados, industriales y con exceso de azúcar.

Relacionado con este artículo

Este mayor cuidado en la dieta ayudará a:

  • Una mejora de la microbiota.
  • Que se reduzca la inflamación de bajo grado sistémica.
  • Mejorar la permeabilidad intestinal, lo que también influye en el buen funcionamiento de los neurotransmisores y disminuye la inflamación de bajo grado.
  • Aportará vitaminas y minerales para que el cerebro funcione bien en general.

consulta con un médico

Los probióticos no se consideran un medicamento, sino un complemento alimenticio. Se pueden conseguir libremente sin receta.

  • No hace ningún daño tomar probióticos, pero es mejor no tomarlos sin más porque puedes estar tirando el dinero. No todos los psicobióticos sirven por igual, es importante analizar el problema primero”, recuerda la doctora.

Sabiendo la patología que tiene una persona, un médico especialista en probióticos sí puede aconsejar qué cepa bacteriana concreta le puede ayudar.

Relacionado con este artículo

Por último, hay que recordar que en el mundo de la psiquiatría no está plenamente aceptado que la utilización de psicobióticos sea ya una vía clara de tratamiento. Queda mucho por estudiar.

  • En todo caso, la propuesta de uso estos suplementos sería un pilar importante en el tratamiento de las personas con depresión, dentro de un enfoque multidisciplinar que incluya un cambio nutricional, psicoterapia, ejercicio físico y el uso de los psicobióticos. Sería una base de tratamiento complementario para cualquier persona con depresión, pero no sustituye la valoración por un psiquiatra sobre todo en los casos de depresión mayor”, explica la doctora Arponen.

Bibliografía

https://www.neurologia.com/articulo/2018223

Tags relacionados