¿Dolor de oídos? 6 remedios naturales para aliviar las molestias

El dolor de oídos provocado por alguna infección, la acumulación de mucosidad o un tapón de cera, puede ser muy incómodo. De la mano de nuestro terapeuta, Javier Mansa, te proponemos soluciones naturales que son útiles para combatir la otitis y las intensas molestias que provoca.

Actualizado a
¿Dolor de oídos? 6 remedios naturales para aliviar las molestias
Istock
Javier Mansa
Javier Mansa

Experto en Terapias Naturales

El dolor de oídos, tanto en niños como en adultos, es una consulta frecuente en Atención Primaria. Puede responder a muchas causas pero lo habitual suele ser por otitis, una infección en el oído medio o externo causada por bacterias u hongos.

Pero hay otros motivos que pueden causar dolor de oídos:

  • Cambios de presión en el oído medio.
  • Acumulación de mucosidad, líquido o cera.
  • Algunas enfermedades dentales o de la articulación de la mandíbula.

El dolor en el oído puede venir, además, acompañado por mareos, pérdida auditiva, zumbidos en el oído (acúfenos) y en algunas ocasiones puede haber supuración, es decir secreción de líquido o pus. Lo mejor es acudir siempre al especialista para que valore cada caso, sus causas y el tratamiento.

Suplementos que ayudan a aliviar el dolor de oído

Hay algunos suplementos naturales y plantas que pueden ayudar a aliviar las molestias. Los siguientes suplementos, por ejemplo, pueden ser útiles.

  • Própolis. Este “antibiótico” natural elaborado por las abejas para proteger el panal es útil para prevenir y tratar las otitis por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias. La dosis es de 250 a 750 mg de extracto al día, repartido en 3 tomas.
  • Serrapeptasa. Es una enzima que ayuda a fluidificar y expulsar la mucosidad acumulada en los oídos y senos paranasales. Se recomienda tomar de 60.000 a 120.000 UI repartidas en 1 o 2 to- mas al día, 30 minutos antes de las comidas. Evítala si tomas anticoagulantes.

En caso de otitis de repetición pregunta a tu médico. Por prudencia, se deben evitar las plantas medicinales y suplementos durante la lactancia y el embarazo.

Las siguientes plantas también te pueden ayudar en caso de molestias en el oído.

1 /6
Perilla

1 | 6 Perilla

Resulta muy eficaz cuando las otitis son de origen alérgico.

  • Actúa reduciendo los niveles de histamina, que aumentan la inflamación y la producción de mucosidad en el oído.
  • Se recomienda en decocción de las hojas (una cucharada sopera) de 1 a 3 veces al día, o en extracto de 250 a 750 mg diarios.
Jengibre

2 | 6 Jengibre

Sus principios activos (gingeroles) tienen un gran efecto antiinflamatorio, analgésico y descongestionante, y facilitan la expulsión de la mucosidad atrapada en el oído.

  • Se utiliza en decocción de 1/2 cm de su rizoma por vaso de agua.
  • Añádele el zumo de 1/2 limón.
  • Tómalo 3 veces al día tras las comidas.
Fumaria

3 | 6 Fumaria

Es una planta con virtudes antihistamínicas y depurativas, que mejora los síntomas de las otitis alérgicas.

  • Se emplea en decocción (1 cuchara sopera rasa), añadiendo un poco de miel y el zumo de 1/2 limón, de 2 a 3 veces al día.

4 | 6 Remedio casero

"Gotas" para la otitis: este preparado es desinfectante, antiinflamatorio y ayuda a calmar el dolor.

  • Ingredientes: 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen. 1 cucharada sopera de la mezcla de manzanilla y tomillo.
  • Preparación: Cuece a fuego lento los ingredientes 5 minutos. Deja reposar otros 5 y filtra. Aplica 3 gotas en el oído 2 veces al día.
Cúrcuma

5 | 6 Cúrcuma

Su rizoma tiene propiedades antiinflamatorias y reduce la liberación de histamina.

  • Por sus virtudes depurativas, también protege de los alérgenos que agravan la otitis.
  • La dosis aconsejada es de 350 a 1.000 mg de extracto de curcumina al día.
  • Se debe evitar en caso de piedras biliares.
Sello de oro

6 | 6 Sello de oro

Tiene tres grandes virtudes: desinflama las mucosas, es bactericida y estimula las defensas del organismo. Por eso es adecuada en otitis infecciosas (por bacterias, resfriados...).

  • Se prepara en decocción de una cucharada sopera de la raíz, para tomar de 1 a 3 veces al día, o en extracto seco de 1.000 mg diarios.