no fumadores

Es el tipo de cáncer más frecuente en todo el mundo: cada año se registran 1,6 millones de casos y es responsable de 1,3 millones de muertes.

España no es una excepción: en 2016 se contabilizaron 22.187 (2,6% más que en 2015). Además, se trata del tumor con más incidencia entre los hombres y el tercero en las mujeres, después del de mama y el de colon.

El humo ajeno te perjudica, y mucho

Se sabe que el humo del tabaco contiene aproximadamente 4.000 sustancias químicas. De estas, se ha comprobado que al menos 250 son nocivas y más de 50, cancerígenas. Todos estos tóxicos no solo afectan a los propios fumadores.

Relacionado con este artículo

  • Inhalar el humo de forma pasiva también supone un grave peligro: la OMS estima que este factor causa 890.000 muertes prematuras cada año.
  • La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) advierte de que el riesgo de padecer cáncer broncopulmonar aumenta en un 35% en los fumadores pasivos.

Vivir alrededor de personas fumadores aumenta mucho tu riesgo de cáncer

  • Y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) alerta de que los niños expuestos al humo reciben una dosis de nicotina anual equivalente a fumar de 60 a 150 cigarrillos.

En vista de estas cifras, no cabe duda de que para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón es vital mantenerse alejado del humo del tabaco y de las sustancias tóxicas que desprende, que quedan depositadas en la ropa, los muebles o incluso la piel.

¿Sabes si en tu casa hay gas radón?

Según la OMS, es el primer factor de riesgo de cáncer de pulmón entre personas que nunca han fumado y el segundo en fumadores y exfumadores. Es un gas incoloro, inodoro e insípido, que emite partículas radiactivas.

Relacionado con este artículo

  • Solo se puede detectar mediante una medición con aparatos específicos y en algunas zonas de la península su concentración es muy alta.
  • Al encargar una medición, es muy importante ponerse en manos de un laboratorio acreditado y con experiencia.

La contaminación, un grave problema

Se estima que cada año la contaminación ambiental provoca 100.000 muertes por cáncer de pulmón en todo el mundo. El tipo de contaminación varía mucho en función de dónde se viva, la estación del año y las fuentes contaminantes (entre las que se incluyen el transporte, las emisiones industriales y la calefacción).

En el día a día puedes realizar pequeños gestos para reducir tu exposición a la polución ambiental. La European Lung Foundation recomienda:

Relacionado con este artículo

  • En invierno, no camines por las calles en las que se concentra mayor volumen de tráfico. Si sales a dar un buen paseo, busca itinerarios menos transitados.
  • En verano, realiza las actividades que requieran más esfuerzo físico a primera hora de la mañana, cuando el nivel de contaminación suele ser menor.

La Agencia Europea del Medio Ambiente alerta de que el 90% de los europeos respira niveles de contaminación dañinos

  • Si vas en bicicleta, utiliza una mascarilla específica antipolución (comprueba que el filtro no deje pasar las partículas más pequeñas y también que te permita una buena ventilación).
  • Sepárate medio metro de la calzada si caminas o vas en bici. La Universidad de Navarra, a través de su proyecto Life+Respira, ha comprobado que esta distancia reduce en gran medida la exposición a los niveles de carbón negro (uno de los contaminantes más peligrosos) a los que te expones.

¿Es útil tomar suplementos?

Diversos estudios han comprobado la relación entre ingerir suplementos nutricionales y el cáncer de pulmón.

  • Algunas investigaciones han demostrado que tomar altas dosis de antioxidantes(como betacaroteno o luteína) aumenta la incidencia de este tipo de tumor e incluso la tasa de mortalidad, sobre todo entre personas fumadoras y exfumadoras.

Si se toman sin control y en exceso pueden llegar a ser perjudiciales

  • Por el contrario, los científicos han comprobado que estos efectos no se dan cuando la aportación de antioxidantes se realiza a través de la dieta.
  • Recuerda: antes de tomar suplementos, consulta siempre con el médico.

los primeros síntomas de cáncer

Muchas veces, en las primeras fases de la enfermedad, no se da ningún síntoma que nos pueda hacer sospechar de su presencia, por ello hay que prestar atención a algunas situaciones:

  • Tos persistente que no mejora, expectoración con sangre, sensación de falta de aire, cansancio o debilidad... Son algunos síntomas que pueden alertar de la presencia de un tumor pulmonar.

Relacionado con este artículo

  • En algunos casos, cuando se diagnostica en una fase muy inicial, se puede lograr la curación. En los tumores no microcíticos (células no pequeñas), la cirugía puede ser fundamental.
  • Si se detecta en estadios más avanzados, el objetivo es la "cronificación", prolongando la supervivencia y manteniendo la calidad de vida a través de sucesivos tratamientos.

Los expertos subrayan que todavía queda mucho camino por recorrer en el ámbito del diagnóstico y el tratamiento del cáncer de pulmón. Sin embargo, coinciden en que en la última década se han logrado claros avances y son optimistas de cara al futuro.

Tags relacionados