Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

alzheimer segunda enfermedad preocupa

Las demencias afectan a más de 900.000 personas en España, y en un 75% de los casos el alzhéimer está detrás de ellas. Estas cifras pueden llegar a triplicarse en los próximos 20 años si no se encuentra un tratamiento efectivo contra este tipo de trastornos.

Nuestro país, además, es uno de los que tiene mayor proporción de casos de alzhéimer entre personas de más de 60 años, según la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Son datos preocupantes, que dan una idea del gran impacto que tiene el alzhéimer entre la población. ¿Pero somos los españoles conscientes de ello? Para responder a esta pregunta, la Fundación Pasqual Maragall ha llevado a cabo una encuesta en la que han participado 1.001 personas.

La demencia afecta a 1 de cada 10 personas de más de 65 años, y a un tercio de los de más de 85

Las cifras obtenidas reafirman que sí: el alzhéimer preocupa al 64% de los encuestados, solo por detrás del cáncer (que inquieta al 70%). Unos datos muy diferentes a los de hace tan solo una década, cuando este tipo de demencia preocupaba tan solo al 24% de los españoles.

  • "Los resultados reflejan claramente que el alzhéimer es una de las enfermedades más temidas y que más preocupan", ha afirmado al respecto el doctor Arcadi Navarro, director de la fundación.
  • Les sigue el ictus, con un 47% de personas preocupadas, y la Covid-19, con un 44%.

Investigar es prioritario

Los participantes en la encuesta también son muy conscientes del alto impacto que tiene el alzhéimer sobre la vida del afectado y de su entorno cercano.

  • 2 de cada 3 afirman que tienen o han tenido en su entorno a una persona afectada por la enfermedad. En el 28% de los casos, un familiar de primer grado.

Seguramente esto influye en el hecho de que el 61% de los encuestados reclame más recursos de investigación destinados a hallar un posible tratamiento, independientemente de la investigación de otras enfermedades.

"En general, las demencias han sido olvidadas en los presupuestos de investigación"

  • "La mayor parte de los esfuerzos en investigación se han dirigido a enfermedades con elevadas tasas de mortalidad, en detrimento de aquellas que causan mayor número de años de vida con discapacidad y dependencia, como el alzhéimer", comenta al respecto el doctor Navarro.

    "Y esto ocurre a pesar de su gran incidencia entre la población y su enorme impacto en las familias afectadas", añade el director, que también es Catedrático de Genética en la Universidad Pompeu Fabra (UPF).

El 72% de los participantes, además, considera que el hecho de que aparezcan nuevas necesidades, como ocurre con el coronavirus, no debería restar importancia a la investigación de otras enfermedades.

  • Una postura que comparte también la Fundación Pasqual Maragall. En este sentido, la entidad ha presentado una propuesta en el Congreso de los Diputados para que la investigación de enfermedades como el alzhéimer cuente con suficientes recursos económicos.
  • Y es que, tal y como subrayan en el informe, "únicamente con más y mejor conocimiento científico podrán encontrarse soluciones definitivas a uno de los mayores retos a los que se enfrenta la sociedad actual".

Hablar sobre alzhéimer nos incomoda

Es otra de las conclusiones destacadas del sondeo. De hecho, un 22% pediría a su familia que mantuviese en secreto su diagnóstico.

  • El tabú en el que a veces se convierte el alzhéimer favorece que siga corriendo información errónea sobre él, advierten los autores del informe.

    Por ejemplo, el 36% de los encuestados piensa que el envejecimiento conlleva, de forma inevitable, padecer este tipo de demencia. Y más de la mitad (el 52%) que es una enfermedad hereditaria, a pesar de que la herencia genética es determinante únicamente en el 1% de los casos.
  • De hecho, según una revisión de estudios publicada en The Lancet, 1 de cada 3 casos de alzhéimer podría evitarse o retrasar su aparición con hábitos de vida saludables.

    A pesar de que el 70% de los encuestados se muestra de acuerdo con que el alzhéimer se puede prevenir gracias a los hábitos de vida, cuando se les enumeran diferentes opciones y se les pregunta qué enfermedades pueden prevenir, tan solo el 22% considera el alzhéimer como una posibilidad.

queremos saber cuanto antes si lo padecemos

La mayoría de participantes en el estudio también se muestra favorable a conocer tanto su riesgo a desarrollar el trastorno como a saber si se encuentra en una fase incipiente del mismo.

En caso de que existiera una prueba para detectarla, se la haría el 89% de los encuestados

  • El 88% querría, si tuviera alzhéimer, poder dejar por escrito unas voluntades anticipadas, y que se contara con su opinión mientras pudiera expresarla.
  • Otro de los deseos de gran parte de los participantes sería el de permanecer en casa el mayor tiempo posible, siendo cuidados por sus familias. Y dejar las residencias para cuando no pudieran valerse por sí mismos.

Tags relacionados