Depresión: por qué las mujeres la sufren el doble que los hombres

Una de cada cinco mujeres tendrá depresión en algún momento de su vida. Una combinación de factores biológicos, sociales, psicológicos y ambientales explican las diferencias en la prevalencia de la depresión entre hombres y mujeres.

Actualizado a
Diana Llorens
Diana Llorens

Periodista

Por qué las mujeres sufren el doble de depresión que los hombres
iStock by Getty Images

La depresión se da en el doble de casos en mujeres que en hombres y las cifras van en aumento desde el inicio de la pandemia.

La depresión se da en el doble de casos en mujeres que en hombres y las cifras van en aumento desde el inicio de la pandemia. ¿Cuáles son los factores que hacen que ellas tengan más probabilidad de tener una depresión? De ello han hablado los expertos reunidos en el XX Seminario Lundbeck , que este año versaba sobre “Depresión y género, en femenino y plural”.

Las cifras de la depresión

La depresión es una enfermedad frecuente”, señala la Dra. Marina Díaz Marsá, presidenta de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid y Jefa de la Sección de Psiquiatría del Hospital Clínico San Carlos.

  • Se estima que afecta a un 3,8% de la población mundial. Es decir, cerca de 280 millones de personas tienen depresión.

La pandemia ha tenido un gran impacto en la salud mental. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Lancet, la depresión mayor aumentó un 28% en 2020 y los principales afectados fueron las mujeres y los jóvenes.

Además, la depresión es la principal causa de discapacidad a nivel mundial y, en el peor de los casos, puede llevar al suicidio.

  • Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se suicidan más de 700.000 personas.
  • En España, durante el año 2020 se notificaron 3.941 suicidios, la cifra más elevada en los últimos 15 años. También se detectó un aumento de más del 150% en las tentativas de suicidio en las adolescentes a partir del segundo trimestre de 2020.

Depresión en la mujer

Las mujeres tienen más del doble de probabilidades que el hombre de tener depresión, y estos se ve ya desde los 12 años”, explica la Dra. Díaz Marsá.

  • Mientras que la depresión afecta al 7,1% de las mujeres, en los hombres afecta al 3,5%.
  • Se estima que 1 de cada 5 mujeres tendrá un episodio depresivo a lo largo de su vida.
  • Además, los casos de depresión grave en mujeres triplican a los de los hombres.

Factores asociados a la depresión en mujeres

La depresión es una enfermedad multifactorial en la que intervienen factores biológicos (cerebrales y hormonales), sociales y estresantes personales.

Los últimos estudios apuntan a que, al contrario de lo que tradicionalmente se pensaba, el cerebro humano no es “sexualmente dismórfico”. Es decir, más allá de un tamaño algo mayor en el cerebro de los hombres, existen pocas diferencias entre hombres y mujeres en el procesamiento verbal, espacial o emocional.

En lo que sí parece haber diferencias es en las regiones cerebrales del sistema de estrés.

  • Se ha visto que las vías y redes cerebrales de las mujeres se ven más afectadas por la exposición al estrés.

Las fluctuaciones hormonales también condicionan la presentación de la depresión”, señala la Dra. Díaz Marsá. “Los episodios depresivos empiezan con la aparición de la menstruación y los momentos de mayor riesgo son el postparto, la gestación y la perimenopausia”, explica. Esto coincide con la época mayor producción de estrógenos de la mujer.

Estos datos reflejan la importancia de las fluctuaciones hormonales en la depresión:

  • Durante la infancia y hasta que empieza la pubertad, las cifras de depresión son iguales en los dos sexos.
  • Más de un 10% de las madres sufre depresión postparto.
  • El pico de inicio del trastorno depresivo mayor en las mujeres ocurre alrededor de los 40 años, cuando representan el 50% del total de pacientes.
  • La presencia de síntomas depresivos es mayor en la perimenopausia (entre el 45 y el 70% de las mujeres) que en la premenopausia (alrededor del 30%).

También hay una serie de factores de estrés asociados al género que influyen en la presentación de la depresión, como son el papel maternal, el rol laboral y la conciliación con la vida familiar o las exigencias sobre el físico y la conservación de la juventud.

A esto se suman factores vinculados a las diferentes etapas vitales más frecuentes en las mujeres como los abusos sexuales en la infancia, el estrés por infertilidad, la violencia de género o el síndrome del nido vacío, entre otros, sin olvidar los factores estresantes personales.

Las mujeres son más susceptibles a presentar síntomas depresivos en respuesta a sucesos vitales estresantes y traumáticos”, asegura la especialista.

Mayor vulnerabilidad, no debilidad

En torno a la depresión hay muchas falsas creencias y estigmas. Uno de ellos es el que la identifica con una mayor debilidad y, puesto que son las mujeres las que sufren más depresión, ¿son las mujeres más débiles? Conocer los distintos factores que intervienen en la probabilidad de sufrir una depresión y tener en consideración la perspectiva de género permite desechar esta idea.

Las mujeres no son más débiles, son más vulnerables a la depresión”, concluye la Dra. Díaz Marsá.