Las señales para sospechar del párkinson

Aunque el párkinson es una enfermedad que altera el movimiento, existen otros síntomas no motores que es importante reconocer. Y algunos de estos síntomas pueden aparecer hasta 5 años antes del diagnóstico.

Actualizado a
Beatriz Gómez Portalatín
Beatriz Gómez Portalatín

Periodista especializada en salud

Las señales para sospechar del párkinson
iStock by Getty Images

¿Sabías que algunos síntomas de la enfermedad de Parkinson pueden aparecer hasta 3 o incluso 5 años antes del diagnostico definitivo?

Por ello, es importante conocer todos los síntomas con los que cursa esta enfermedad, porque aunque los más característicos del párkinson son los síntomas motores, existen otros que no son de este tipo, realmente importantes y limitantes para las personas afectadas.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que actualmente en España existen, al menos, unas 150.000 personas afectadas por Parkinson, una cifra que se triplicará dentro de 30 años por el aumento de la esperanza de vida.

De acuerdo a la incidencia de esta enfermedad, cada año unos 10.000 españoles empiezan a desarrollar los síntomas de esta enfermedad, sin embargo el hecho de que en España exista un retraso de entre 1 y 3 años en el diagnostico, hace que la SEN estime que más del 50% de los nuevos casos que han debutado en el último año estén aún sin diagnosticar.

El Dr. Javier Pagonabarraga, coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la Sociedad Española de Neurología (SEN) nos identifica cuáles son estos síntomas que aparecen años antes y que, en principio, no relacionaríamos con la enfermedad:

  1. Pérdida progresiva del olfato
  2. Trastornos del sueño REM: los pacientes, hablan, se mueve y escenifican sus sueños.
  3. Depresión

La edad, principal factor de riesgo

El envejecimiento es el principal factor de riesgo de padecer la enfermedad y su incidencia y prevalencia aumentan exponencialmente a partir la sexta década de vida, pasando a afectar hasta un 2% de los mayores de 65 años y a un 4% de los mayores de 80.

Por esta razón, es una enfermedad que con más frecuencia se da en países con mayor esperanza de vida y uno de los trastornos neurológicos que mayor crecimiento ha tenido en el mundo, tanto por el aumento de la esperanza de vida, como por los avances diagnósticos y terapéuticos que ha experimentado esta enfermedad.

Otros factores de riesgo

Padecer hipertensión o diabetes tipo 2, también se han asociado a mayores probabilidades de desarrollar la enfermedad de Parkinson.

A pesar de ello, su causa sigue siendo desconocida y se considera como el resultado de una combinación de factores ambientales en individuos genéticamente predispuestos, excepto en las formas hereditarias.

Se han descrito más de 20 mutaciones asociadas a la Enfermedad de Parkinson que pueden explicar hasta un 30% de las formas familiares, sobre todo en aquellos que debutan con la enfermedad por debajo de los 45 años.

Sin embargo el 90% de los casos son aparentemente esporádicos, en el que no existe una relación familiar, por lo que se considera una enfermedad multifactorial, en el que están involucrados diversos factores como la neuroinflamación, el estrés oxidativo, ciertas infecciones y los genes.

Los síntomas del Párkinson

El párkinson es fundamentalmente una enfermedad que se caracteriza por una alteración en las funciones motoras y reduce mucho la capacidad de movimiento.

  • Pero hay que tener en cuenta que aproximadamente un 30-40% de los pacientes con Parkinson no presentan temblor.

Los síntomas motores, es decir que afectan a la esfera del movimiento y que caracterizan esta patología son varios y no se limitan al clásico temblor que todos automáticamente relacionamos con ella. Son:

  • Rigidez
  • Inestabilidad postural
  • Lentitud del movimiento
  • Temblor
  • Contracturas musculares dolorosas (sobre todo se da en los pacientes más jóvenes).

Pero a la vez, el párkinson da cómo resultado de la alteración neurológica otros cambios en los pacientes que afectan a su calidad de vida en otros ámbitos:

  • Trastornos afectivos: Son frecuentes en las fases iniciales de la enfermedad. La ansiedad es el síntoma más habitual. Según datos de la SEN, “el desarrollo de apatía -sin depresión- se asocia con un mayor riesgo de progresión de la enfermedad hacia la demencia.
  • Trastornos del sueño: Están relacionados con el hecho de que los síntomas motores se padecen por la noche. La rigidez articular dificulta el sueño. Según cifras de la SEN, los trastornos de sueño más característicos en esta enfermedad son: somnolencia diurna excesiva: puede afectar a entre 12% y un 84% de los pacientes; sueño fragmentado: pueden presentarse hasta en un 55% de los pacientes; trastorno de la conducta del sueño REM: afecta a entre un 46% y un 58%.
  • Deterioro cognitivo: El 30% de los pacientes tiene un ‘deterioro cognitivo leve’ y el riesgo de demencia es 4-6 veces superior al de la población. Este síntoma, explica el Dr. Pagonabarraga, es sobre todo característico de la gente más mayor. Este deterioro muchas veces es progresivo. En fases iniciales se desarrollo sobre todo con falta de atención, perdida de memoria o de concentración y, a veces, según avanza la enfermedad, estos síntomas van siendo más marcados. "No se debe pensar que es la enfermedad de Alzheimer sino que es el mismo párkinson el que da este problema”.
  • Fatiga: es un síntoma poca conocido pero que afecta al 50% de los pacientes.
  • Puede causar la aparición estreñimiento crónico.
  • Un reciente estudio publicado en JAMA Neurology, acaba de apuntar a dos nuevos síntomas no motores: la pérdida de audición y la epilepsia.

No siempre existe el temblor

Es sin duda una característica relevante de esta enfermedad, y la mayoría de las personas suele asociarlo con este síntoma motor concreto. Pero, hay que saber que no siempre esta señal es visible:

  • En pacientes jóvenes: 3 de cada 7 pacientes no tienen temblor.
  • En pacientes mayores: 4 de cada 10 pacientes no tienen temblor.

una enfermedad que también afecta a jóvenes

"Aunque la mayoría de los casos se presentan a partir de la sexta década de vida, no es una enfermedad exclusiva de personas mayores. Aproximadamente un 15% de los casos actualmente diagnosticados en nuestro país corresponden a personas menores de 50 años, es lo que denomina como ‘Parkinson de inicio joven’”, explica el Dr. Diego Santos, Coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la Sociedad Española de Neurología

No existe un censo oficial, pero se estima que en España existen entre unos 120.000-150.000 de personas afectadas.

  • El 70% de las personas diagnosticadas tienen más de 65 años
  • El 15% de los afectados tiene menos de 50 años.

En los pacientes jóvenes, el factor genético es clave, aunque “a la gran mayoría de los pacientes no se les encuentra un alteración genética determinada”, afirma el Dr. Javier Pagonabarraga. Pero, “sabemos que en la gente más joven con la enfermedad, el sustrato genético es más importante”, añade.

  • Un síntoma característico en las personas más jóvenes son los contracturas musculares dolorosas, pero también, la depresión:

"Si una persona joven detecta tristeza en su interior y un aumento de la ansiedad sin una causa determinada y eso se asocia a síntomas como lentitud de movimientos, hay que alertar sobre la posibilidad de sufriri párkison", afirma el doctor.

Dificultad en el diagnóstico

“Teniendo en cuenta que un 30-40% de los pacientes con Parkinson no presentan temblor y que en un 40% de los casos la primera manifestación del Parkinson es la depresión, puede ser complicado identificarlo de forma temprana e incluso difícil de diferenciar de otros síndromes parkinsonianos en los primeros estadios de la enfermedad", apunta el Dr. Diego Santos.

"En la SEN estimamos que hasta un 24% de los casos diagnosticados recientemente como enfermedad de Parkinson, tienen en realidad otro síndrome parkinsoniano. Por lo tanto, se hace necesario apostar por el desarrollo de un mayor número de consultas especializadas en trastornos del movimiento en todos los centros hospitalarios para mejorar estas cifras", concluye

el tratamiento para los síntomas

Actualmente, el párkinson no tiene cura y se desconoce su causa, pero sí hay tratamiento para controlar los síntomas: “Con un manejo adecuado de los fármacos para tratar los síntomas, la persona puede tener una gran calidad de vida durante muchos años”, afirma el doctor Pagonabarraga.

  • Es aconsejable acudir a una Unidad del Trastorno del Movimiento.
  • Acudir a terapias rehabilitadoras en función de los síntomas que tenga cada paciente.
  • Es importante que la persona afectada esté activa. El sedentarismo es un factor negativo para el párkinson.
  • Hay que tener en cuenta todos los síntomas (motores y no) y tratarlos de forma adecuada cada uno de ellos.
  • Es fundamental que haya un manejo correcto de los fármacos correspondientes.
  • E importantísimo, también, que exista un seguimiento adecuado y personalizado con cada paciente.

Los 10 datos del Párkinson en España

  1. No existe un registro oficial de afectados, pero se estima que hay entre 120.000 y 150.000 personas con enfermedad de Parkison.
  2. Cada año se diagnostican 10.000 nuevos casos de esta enfermedad neurodegenerativa
  3. El 2% de los mayores de 60 años y más del 4% de los mayores de 80 padecen la enfermedad de Parkinson.
  4. Los pacientes tardan de 1-3 años de media en obtener un diagnostico correcto, y hasta el 24% de los pacientes han recibido un diagnóstico erróneo de párkinson.
  5. Es importante conocer todos los síntomas de la enfermedad para llegar a un diagnostico pronto y correcto.
  6. No todos los pacientes de la enfermedad tienen temblor. Un 30% de los pacientes no tiene este síntoma.
  7. La depresión puede ser la primera manifestación del párkinson.
  8. Un 30% de los afectados tienen un deterioro cognitivo leve y el riesgo de demencia es 4-6 veces superior al de la población.
  9. Entre un 20-25% de los afectados por la enfermedad requieren un ingreso hospitalario anual.
  10. La investigación actual se centra en el estudio de biomarcadores para conseguir un diagnóstico precoz y mejores tratamientos.