papiloma

Actualizado a

El cáncer de cuello de útero, cáncer uterino o cáncer de cérvix es uno de los tumores que, en la gran mayoría de los casos, se puede prevenir. Uno de los requisitos fundamentales para ello es hacerse las revisiones ginecológicas de forma rutinaria, es decir, sin necesidad de que haya ninguna clase de síntoma, sino una revisión periódica solo por prevención.

  • El cáncer de cuello de útero afecta, al año, en España a unas 2.500 mujeres, según datos de la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC).

Para saber más acerca de este cáncer y de sus causas y factores de riesgo hemos entrevistado al Dr. Andrés Carlos López Díaz, jefe de servicio de ginecología y obstetricia del Hospital Quirón de Málaga y colaborador de Procare Health.

CAUSAS DEL CÁNCER DE CUELLO DE ÚTERO

"En el 100% de los casos de cáncer de cuello de útero el virus del papiloma humano está presente", afirma el doctor. Por ello, es fundamental conocer más acerca de este virus para saber cómo prevenirlo y tratarlo. Es el factor de riesgo más importante.

Relacionado con este artículo

Según expone la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), otros factores de riesgo para desarrollar un cáncer de cuello de útero son:

  • Sistema inmunitario debilitado por tomar ciertos medicamentos.
  • Mujeres con herpes genital.
  • Mujeres con muchas parejas sexuales o convivir con un varón con antecedentes de múltiples relaciones sexuales.
  • Las mujeres que fuman tienen dos veces más riesgo de desarrollar este tumor.
  • El riesgo de este tumor aumenta entre el final de la adolescencia y la mitad de la década de los 30.

CÓMO PREVENIR y TRATAR este cáncer

Según explica el doctor López Díaz, hay varias formas de prevención:

  • Revisiones ginecológicas que detectan lesiones previas al cáncer. Las revisiones ginecológicas y citologías son la principal medida preventiva ya que es el mecanismo para descubrir de manera prematura si existe una infección por virus de papiloma humano y cuál es el tratamiento para paliarla.
  • La vacunación preventiva. En la actualidad, afirma el doctor, la vacuna contra el virus del papiloma humano es segura y muy eficaz según los últimos estudios analizados.

Relacionado con este artículo

  • El 80% de los cánceres de cuello de útero diagnosticados actualmente se ha observado en mujeres que no se habían realizado ninguna revisión ginecológica en los últimos 10 años.

El 80% de los cánceres detectados son en mujeres que no pasan revisiones rutinarias

Por otro lado, en cuanto al tratamiento, explica el doctor:

  • Los tratamientos de las lesiones precancerosas son muy sencillos, simples y cómodos.
  • Y cuando las lesiones son cancerosas se aplicarán en cada caso los tratamientos oncológicos necesarios. "En estadios iniciales, la supervivencia de este tumor alcanza casi el 100%", afirma el experto.

7 datos sobre VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO

Hasta el 80% de la población ha tenido alguna vez la infección del virus del papiloma humano. Sin embargo, no en todas las ocasiones se desarrolla, es decir, no todas las veces la infección se traduce en enfermedad.

Lo más normal es que el virus del papiloma humano desaparezca por sí solo, de forma espontánea

  • Lo normal, expone el doctor López Díaz, es que una vez nos infectemos del virus, éste desaparezca por sí solo porque nuestro sistema inmune lo elimine de forma espontánea. Pero hay veces en que esto no ocurre y el virus se traduce en enfermedad. “Cuando hay lesiones, hay enfermedad”, afirma.

El Dr. López Díaz expone 7 cosas imprescindibles que debemos saber sobre este virus.

  • 1. La proporción de pacientes que lo logran eliminar el virus por si solo es tan elevados que prácticamente tan sólo un 10% de la población tendrá algún tipo de enfermedad. Y esos casos son los que hay que tratar.
  • 2. La enfermedad se manifiesta cuando ese virus persiste en el tiempo y pueden empezar a aparecer lesiones de algún tipo.
  • 3. Se sabe que hay infección por virus a través de las revisiones ginecológicas anuales (por ejemplo, a través de la citología) o bien de pruebas dirigidas especialmente a saber si existe o no posibilidad de que haya virus o no. Es fundamental hacerse las revisiones ginecológicas.

Relacionado con este artículo

  • 4. Estas lesiones pueden ser benignas o lesiones premalignas.
  • 5. Las lesiones benignas se suelen tratar en el 100% de los casos. Y las lesiones de alto grado hay que tratarlas para que no evolucionen a cáncer. Tratándolas se previene el cáncer.
  • 6. Se cree erróneamente que el síntoma del VPH es picor en la zona genital. Pero no es así. Este virus generalmente es asintomático, aunque puede manifestarse de muchas formas, entre otras como verrugas en la zona genital externa.
  • 7. En cuanto al cáncer de cuello uterino, la única manera de descubrir si se padece es a través de revisiones específicas (citología o pruebas más dirigidas).

Tags relacionados

Por Beatriz Gómez Portalatín