Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

ganglio centinela

Seguramente si te hablan de ganglio centinela pensarás de forma automática en el cáncer de mama. No en vano, es uno de los tumores en los que más se ha avanzado respecto al estudio de este ganglio, que es el primero que atacan las células malignas cuando quieren expandirse.

Pero no es el único tipo de cáncer para el que detectar y analizar el ganglio centinela aporta una información muy valiosa a la hora de plantear el tratamiento ideal para cada paciente.

El doctor Lluís Fumadó, coordinador de la Unidad de Cáncer Urológico del Hospital del Mar, participa en un prometedor estudio centrado en la detección del ganglio centinela en el cáncer de próstata.

Hemos hablado con él respecto a cómo los resultados de su investigación pueden llegar a cambiar el abordaje de este tipo de tumor.

qué función tiene el ganglio centinela

¿Qué papel juega el ganglio centinela en el abordaje del cáncer?

El cáncer, como enfermedad agresiva que es, tiene la capacidad de salir del órgano en el que se ha originado y expandirse por el cuerpo. Y el sistema linfático es una de sus principales vías de escape.

Dentro del sistema linfático, el ganglio centinela se convierte en la primera estación por la cual el cáncer se disemina.

¿El recorrido que hacen las células del cáncer siempre es el mismo?

No. Piensa que el drenaje de nuestro sistema linfático es errático, cada persona tiene uno propio.

  • Un tumor puede estar localizado en la misma zona en dos pacientes diferentes y que su ganglio centinela sea distinto. Por eso es tan importante estudiarlo en cada afectado.

el caso del cáncer de próstata

¿En qué consiste el estudio que está llevando a cabo su unidad?

Una vez bien localizado el tumor mediante resonancia magnética, lo que hacemos es inyectar una sustancia (un radiotrazador) directamente en el tumor, justo en su periferia. Esto nos permite ver su recorrido e identificar el primer ganglio en el que se para, ese es el centinela.

Llevamos ya casi 60 pacientes estudiados, con resultados definitivos y consolidados

  • En otros países (Alemania, por ejemplo, tiene una larga tradición), también apuestan por identificar el ganglio centinela en este tipo de cáncer, pero allí lo hacen pinchando toda la próstata, no directamente sobre el tumor. Lo que nosotros hemos hecho es adaptar la técnica e intentar ser más precisos.

Tras la intervención en la que se extrae el tumor se analiza el ganglio centinela. Y se ha visto que si no está afectado por el cáncer, extirpar el resto de ganglios (algo que, por protocolo, se hace hasta ahora) no es mejor para el paciente.

¿Qué ventajas puede aportar esto a los afectados por cáncer de próstata?

De momento, y en espera de que el estudio llegue a una segunda fase, las opciones de tratamiento son diferentes dependiendo de si el ganglio centinela está o no afectado.

  • La fase de validación consiste en que otros hospitales utilicen la misma técnica que nosotros y lleguen a sus propias conclusiones.
  • Si sus resultados van en la misma dirección que los nuestros esto, en un futuro teórico, nos permitirá extraer solo los ganglios que consideremos estrictamente necesarios, no los 20 que normalmente sacamos en la actualidad. Con lo que el tratamiento será más personalizado y mucho menos agresivo.

Esto podría reducir el riesgo de posibles complicaciones, ¿verdad?

Así es. Hay que tener en cuenta que en la zona que rodea la próstata hay arterias y venas importantes, nervios, el uréter, pasan los intestinos… un conjunto de estructuras anatómicas que hay que ir liberando y separando de los ganglios, que están adheridos a todas ellas.

Aunque es infrecuente, una lesión de un nervio, una vena o de una arteria son complicaciones que pueden ser graves y crónicas.

¿Y qué hay respecto al linfedema?

También se reduce el riesgo. Cuando quitamos muchos ganglios, el retorno linfático queda bloqueado.

  • En el caso de la mama provoca que el brazo se hinche, y en los pacientes tratados por cáncer de próstata puede pasarles lo mismo pero en la pierna.

Al extraer los ganglios la linfa no se drena bien, lo que provoca que el líquido se acumule

Por último, me gustaría destacar que el mundo del ganglio centinela está en constante evolución, y aparecen nuevas indicaciones porque se ve su potencial beneficio en cantidad de situaciones.

Está viviendo una segunda juventud y realmente tiene un horizonte muy prometedor en varios órganos.

Tags relacionados