mastectomia preventiva

Actualizado el

mastectomia preventiva

Según la Asociación Española contra el Cáncer 1 de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida. Un dato que sin duda nos debería predisponer a recopilar el máximo de información posible acerca de la prevención y el tratamiento de esta enfermedad que, por otro lado, también hay que decir, tiene una tasa de supervivencia a 5 años superior al 90%.

¿Qué es la mastectomía preventiva?

Una de las medidas preventivas en el ámbito del cáncer de mama es la mastectomía profilática, una técnica quirúrgica que consiste en la extirpación de todo o la mayoría del tejido mamario en una mama sana para reducir el riesgo de desarrollar un cáncer de mama (no elimina el riesgo).

Relacionado con este artículo

Según la AECC este tipo de intervención está indicado en mujeres que tienen un riesgo más alto de desarrollar cáncer de mama que el resto (por ejemplo, pacientes con estudios genéticos positivos para BRCA1 ó BRCA2, con lesiones mamarias premalignas, etc.).

  • También puede ser idóneo, en algunas circunstancias, para reducir el riesgo de aparición de un cáncer de mama en la mama contralateral.

¿Cuándo es la mejor opción?

"Hay mujeres que acuden a la consulta solo con la idea de realizarse la mastectomía profiláctica", asegura el doctor Ricardo Pardo García, Presidente de la Asociación Española de Cirujanos de la Mama (AECIMA) y Jefe Asociado de Cirugía General y coordinador de cirugía de la mama en el servicio del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.

"En otros casos, -continúa- se plantea como una opción cuando se está en posesión de una mutación. En estas situaciones será responsabilidad del especialista dar a la paciente toda la información con sus pros y sus contras para tomar la decisión de una forma pausada y sin rapidez".

En las pacientes portadoras del gen BRCA 1 y 2 la posibilidad de desarrollar un cáncer de mama es del 50-95%

La casuística puede ser muy variada. De hecho, "cada paciente es un mundo", asegura el doctor quien señala que "si es un cáncer hay que tener en cuenta muchos factores como la edad, el tipo y tamaño del tumor y también los deseos de la paciente".

Si no es cáncer, y la paciente solo es portadora de la mutación o ya ha tenido un cáncer en esa mama o la contralateral "será una decisión que la paciente tome asesorada por el especialista y en algunos casos por un Comité de Mama formado por todos los especialistas del centro implicados en el tratamiento del cáncer de mama".

Relacionado con este artículo

Por otro lado, el doctor nos recuerda que "la mastectomía no es aconsejable en aquellas mujeres sanas sin antecedentes familiares consideradas de riesgo normal o moderado". Hay que mirar caso por caso y hacer una buena valoración.

Razones para entrar en quirófano

Se trata de una cuestión de riesgo y de probabilidades. Pero también de sensaciones, emociones y experiencias vividas.

"En las pacientes portadoras de Oncogenes BRCA 1 -2 la posibilidad de que desarrollen un cáncer de mama está entre el 50-95%. Sin embargo, la paciente nunca sabe en qué lado de la balanza puede estar. Las decisiones muchas veces se toman por lo que las pacientes han vivido con madres o hermanas y que ellas no desean que ocurra en su caso", describe el especialista.

¿Cómo es la operación?

Una incógnita más en este proceso es la propia mastectomía. Ante la posibilidad de someternos a ella, nos planteamos en qué consiste, cómo se sale del quirófano o si la recuperación es dolorosa. El doctor Pardo arroja luz sobre estos puntos.

En cuanto a la operación, "hay múltiples técnicas de reconstrucción. Sin embargo, básicamente se extirpa toda la glándula mamaria y se deja la piel incluyendo o no el pezón dependiendo de la técnica a emplear", aclara.

El proceso de recuperación depende sobre todo de la técnica empleada

La técnica que se vaya a utilizar depende mucho del tipo de mama de la paciente, si es grande, pequeña, ancha, estrecha, con mayor o menor ptosis (caída), con más o menos cantidad de grasa debajo de la piel...

En función de todo ello, "se empleará una prótesis directa retromuscular o premuscular acompañada de una malla, un expansor retromuscular primero y luego prótesis o injertos de la paciente como el músculo dorsal ancho. También es posible utilizar la técnica DIEP movilizando la grasa abdominal junto con la piel elevándola para ocupar el lugar de la mama con técnicas de microcirugía", enumera el doctor.

No siempre fue así...

Como todas las técnicas, la mastectomía también ha evolucionado, y hoy "siempre respetando los deseos de las pacientes y el desarrollo de las distintas técnicas quirúrgicas en los hospitales en los que se realizan, se ha pasado de una mastectomía clásica sin preservación de piel a la mastectomía con preservación del piel y del complejo areola-pezón", asevera el experto.

¿Es duro el POSt-OPERATORIO?

No se puede generalizar en este punto, ya que el proceso de recuperación depende en gran medida de la técnica empleada. "En algunos casos, al principio puede ser muy molesto, ya que puede ir acompañada de dificultades en el movimiento de los brazos o del abdomen. En cualquier caso, es muy variable. Aunque lo habitual es que en dos o tres semanas la paciente lleve una vida normal", asegura el doctor.

La mastectomía no es aconsejable en las mujeres sanas sin antecedentes familiares

  • Pasado ese tiempo, ¿qué tipo de secuelas físicas nos podemos encontrar? "Cuando el tejido pertenece a la paciente, con injertos propios, son inevitables las cicatrices en la espalda o el abdomen", advierte el experto. Mientras que cuando se ponen prótesis retropectorales "se pueden producir molestias debido a la colocación de un cuerpo extraño detrás de ese músculo".

APOYO PSICOLÓGICO

Una operación de estas características conlleva la aparición de un sinfín de emociones y sentimientos específicos que, en muchas ocasiones serán difíciles de gestionar. Por este motivo, la figura del psicooncólogo es fundamental desde la primera visita al hospital.

"En nuestro Centro (La Fundación Jiménez Díaz de Madrid) los equipos de psicooncólogos son un miembro más de los Comités de Mama y atienden a todas las pacientes que lo solicitan o que se pueden beneficiar de su ayuda", apunta el doctor.

PROS Y CONTRAS DE LA MASTECTOMIA

No es una decisión fácil, ni tampoco una elección que se pueda tomar a la ligera. Someterse a una mastectomía tiene ventajas e inconvenientes que la paciente debe valorar con tranquilidad y perfectamente asesorada por expertos en la materia.

El doctor Pardo García, señala algunos de los aspectos a tener en cuenta antes de decantarse por el sí o por el no:

Ventajas:

  • La paciente con antecedentes familiares importantes que ha visto el cáncer de mama cerca y no quiere pasar por él logra vivir con mayor tranquilidad.
  • Se reduce el riesgo de tener un cáncer de mama hasta cerca del 90%

Inconvenientes:

  • Una mama reconstruida nunca será como la propia.
  • No se ha demostrado con claridad que la mastectomía preventiva mejore la supervivencia en las pacientes operadas respecto a las que no se operan con BRCA 1-2 positivos.
  • Puede haber secuelas físicas y complicaciones asociadas a la cirugía.