Por Nuria Blasco

mieloma multiple

El mieloma múltiple es un tipo de cáncer de médula ósea que afecta, mayoritariamente, a personas de más de 65 años.

En España 12.000 pacientes sufren esta dolencia, aunque cada año se diagnostican 2.000 nuevos casos. Y aunque es el segundo cáncer de la sangre más frecuente en nuestro país, forma parte de las enfermedades raras ya que solo un 1% de la población mundial lo padece.

En total, son casi 230.000 personas en todo el mundo las que viven con mieloma múltiple y se diagnostican aproximadamente 114.000 nuevos casos a nivel mundial cada año.

Qué es el Mieloma Múltiple

Es un cáncer en la sangre que comienza en las células plasmáticas, en la médula ósea, que es un tejido esponjoso que se encuentra en el interior de los huesos que ayuda a producir las células sanguíneas. Estos tumores hematológicos se originan por una proliferación anormal de este tipo de glóbulos blancos.

Las células plasmáticas ayudan a nuestro organismo a combatir enfermedades produciendo anticuerpos que forman parte del sistema inmunitario. En el caso de padecer mieloma múltiple, estas células se multiplican sin control en la médula ósea formando tumores en las zonas de hueso sólido.

Las células plasmáticas se multiplican en la médula ósea formando tumores en el hueso

El crecimiento de estos tumores debilita los huesos y, además, dificulta la formación de plaquetas y células sanguíneas sanas en la médula ósea.

Síntomas más comunes

Su principal síntoma es el dolor en los huesos provocado por la pérdida de masa ósea. Además, otros síntomas comunes pueden ser:

  • Debilidad, fatiga y cansancio.
  • Bajada de peso.
  • Debilidad en los huesos y fracturas óseas.
  • Infecciones y fiebre frecuentes o recurrentes.
  • Anemia.
  • Más sed de la habitual y deshidratación.
  • Ganas de orinar con frecuencia.
  • Sangrados fáciles, sin un motivo aparente.

La mayoría de los síntomas del Mieloma Múltiple se reflejan en lugares del cuerpo donde la médula ósea está activa como la columna vertebral, el cráneo, la pelvis, las costillas, los huesos de brazos y piernas, y hombros y caderas.

Estas células plasmáticas malignas pueden causar varios problemas de salud graves que afectan a los huesos, el sistema inmunitario, los riñones y el recuento de glóbulos rojos.

El curso típico de la enfermedad conlleva periodos sintomáticos seguido de periodos de remisión de estos síntomas.

Diagnóstico y tratamiento

Esta enfermedad empieza con síntomas muy inespecíficos, como el dolor o el cansancio, por lo que su diagnóstico puede retrasarse incluso durante años.

El mieloma múltiple se diagnostica en función de los síntomas del paciente, un examen físico y los resultados de pruebas como recuentos sanguíneos, pruebas de orina, pruebas inmunológicas, bioquímica de la sangre, biopsia, estudios por imágenes, etc.

  • Los factores de riesgo que podrían aumentar las probabilidades de padecer mieloma múltiple son tener más de 65 años, antecedentes familiares que hayan padecido este tipo de cáncer, sobrepeso u obesidad y padecer otras enfermedades de las células plasmáticas.

El tratamiento dependerá de la etapa en la que se encuentre el mieloma múltiple, pudiendo ser desde tratamientos locales que traten el tumor como radioterapia, hasta medicación, transplante de médula ósea, entre otros.

Últimos avances

Aunque el mieloma múltiple no tiene cura, y solo es posible mantenerlo estable, actualmente el pronóstico de estos pacientes ha mejorado mucho.

“Hoy día, existen muchas líneas de tratamiento y muchos avances en la investigación en mieloma múltiple; hemos pasado de no tener nada a tener muchas opciones de tratamiento”, señala Teresa Regueiro, presidenta de la Comunidad Española de Pacientes con Mieloma Múltiple (CEMMP).

Aunque el mieloma múltiple no tiene cura, actualmente el pronóstico ha mejorado mucho

Ella es una de las voces que se pueden escuchar en la plataforma “El mieloma múltiple no es cosa de uno”, un proyecto que se ha creado para aumentar la visibilidad de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes que padecen este tipo de cáncer.

La investigación para luchar contra el mieloma múltiple sigue en marcha y se prevé la llegada de varios tratamientos en los próximos años, una buena noticia que mejorará todavía más el pronóstico de estos pacientes.

Tags relacionados