quiste sinovial

Actualizado el

quiste sinovial

Puedes haber oído hablar de él por su nombre más común, el "ganglión" y se trata de un pequeño nódulo o bulto que puede aparecer alrededor de cualquier articulación del cuerpo pero que, hasta en un 70-80 % de los casos, se localiza en el dorso de la mano o en la muñeca.

De hecho es el tumor más común de la mano y, con menor frecuencia, aparece también en el pie, en el tobillo y en la rodilla.

Aunque es más habitual verlo en la mujer, también afecta a los hombres, y aunque es algo que no está relacionado con la edad es cierto que es entre los 20 y los 40 años cuando se ven mayor número de casos.

QUÉ ES UN QUISTE O "GANGLIÓN"

Se trata de un tipo de tumores benignos, en ningún caso contagiosos, localizados cerca de las articulaciones o de los tendones:

Relacionado con este artículo

  • Tienen forma redondeada u ovalada.
  • Su consistencia pude ser dura pero también blanda y en ambos casos se pueden mover al tocarlos.
  • Se suelen ver a simple vista (no es frecuente pero también existen los quistes ganglionares ocultos), y tienen un tamaño que varía desde unos milímetros hasta varios centímetros.

Su contenido es viscoso o gelatinoso, similar al líquido sinovial responsable de lubricar las articulaciones para que no rocen con el movimiento.

las causas del quiste sinovial

Aunque no se conoce bien la causa que lo provoca, su aparición suele ser repentina y se atribuye a sobrecargas en la zona o a movimientos repetitivos de la articulación afectada.

También un golpe o las contusiones importantes puede provocarlo, pero a veces no hay razón que lo justifique y surge sin más, aunque es cierto que posiblemente aumente su tamaño si la articulación en la que ha aparecido tiene mucha movilidad.

  • El diagnóstico es sencillo mediante la exploración física por parte del médico, sin precisar de otras técnicas. En todo caso, y sólo si existen dudas, se podría hacer una ecografía.

Relacionado con este artículo

  • No suelen causar dolor, aunque algunos sí son verdaderamente molestos y, según dónde se sitúen, van a afectar o no al movimiento de la articulación.
  • En el caso de no tener síntomas y tener una movilidad normal de la zona, la aparición del ganglión supone más un problema estético que médico y no precisa tratamiento.
  • En ocasiones, y sin saber por qué, desaparecen por sí mismos o disminuyen de tamaño, sin necesidad de ninguna terapia adicional, por lo que la mejor opción es esperar y observar.

CÓMO ELIMINAR ESTOS QUISTES

Cuando sí que afectan al movimiento de la mano, duelen o resultan muy antiestéticos para quien los sufre, se pueden proponer diferentes opciones terapéuticas que pueden llegar hasta la cirugía.

  • Normalmente el reposo relativo para evitar los movimientos más repetitivos o excesivos (no hay indicación de reposo absoluto), hace que el nódulo disminuya su tamaño, por lo que ésta se considera la primera medida a seguir.

Los movimientos repetitivos, como trabajar en el ordenador, pueden ser perjudiciales

  • Las muñequeras o los vendajes compresivos durante el reposo son aconsejables para mantener firme y sujeto el bulto con el fin de ayudarle a su reducción sin dejarle que se expanda.
  • En el caso de que provoque mucho dolor o influya en el movimiento se puede proceder a su aspirado con aguja y jeringa, previa anestesia o sedación local, para extraer el líquido del interior y liberarlo.
  • La fisioterapia es otra alternativa a tener en cuenta cuya finalidad es la de mejorar el rango de movimiento articular y fortalecer la zona.

El uso de muñequera podría ayudar a la reabsorción del quiste

  • Por último, cuando todas las medidas anteriores han fallado y los síntomas son incapacitantes, el dolor intenso, o hay compromiso de los nervios de la región provocando sensación de hormigueo o debilidad, la única alternativa es la quirúrgica, extirpando del quiste sinovial en quirófano. Después es necesario mantener reposo durante unos días para luego iniciar un período de rehabilitación que ayude a la curación. El tiempo estimado para volver a las actividades habituales de la vida diaria oscila entre 2 y 5 semanas post intervención.

El principal problema de los quistes sinoviales, se eliminen con el método que sea, es que pueden volver a reproducirse (hasta una cuarta parte vuelve a aparecer) por lo que el tratamiento no se considera definitivo, ni siquiera la cirugía.

Dra. Blanca Rodríguez Ayala, médico general