Eva Mimbrero
Eva Mimbrero

Periodista especializada en salud

Por qué los millennials son los que más acuden al sexólogo
iStock by Getty Images

Las personas que pertenecen a la generación millennial (los nacidos entre 1981 y 1995) son las que más acuden a las consultas de sexología, según la Federación Española de Sociedades de Sexología (FEES).

  • Lo hacen principalmente debido a una falta de deseo sexual y a que sus encuentros sexuales son escasos.

En un primer momento es un dato que tal vez sorprenda, porque pensar que entre los 30 y los 40 años se está en una buena etapa a nivel sexual es habitual.

Pero si se analizan con más detalle ciertas condiciones de vida que suelen darse durante estos años, se entienden mucho mejor los motivos que les llevan a visitar al sexólogo.

La falta de tiempo mata el deseo

Tanto si formas parte de esta generación como si eres más mayor, seguramente cuando piensas en tu treintena te recuerdas yendo la mayor parte del tiempo con prisas.

  • Los retos que suelen coincidir durante esta etapa vital son muchos: el desarrollo profesional, la vida en pareja, las tareas de casa, el cuidado de hijos pequeño...

La insatisfacción sexual es más frecuente en las mujeres que en los hombres de esta generación

  • "Todo ello hace que el espacio individual de cada uno y el de pareja se vea muy reducido, la sexualidad queda en un segundo plano y hay menos deseo sexual", ha explicado la doctora Francisca Molero, presidenta de la FESS, en el marco del decimoquinto congreso de la entidad.
  • Simplemente, la mayoría de las personas que acuden al sexólogo durante esta década coinciden en que "no hay tiempo para tener relaciones sexuales", ha añadido la especialista, que es sexóloga y ginecóloga, durante una mesa de debate coordinada por Procare Health, laboratorio especializado en la salud de la mujer.

El posparto, un momento complicado

El nacimiento de un hijo, sin duda, es otra de las etapas de la vida que pueden condicionar la sexualidad, sobre todo en la mujer.

  • Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en nuestro país las mujeres tienen su primer hijo, de media, a los 31 años.

Por tanto, es precisamente la década de los 30 en la que más de lleno se empieza a experimentar todo lo que implica ser madre. Y uno de los primeros escollos en lo que a salud sexual se refiere es el posparto.

  • Durante el posparto se producen una serie de alteraciones hormonales, unida a posibles consecuencias del parto como la sequedad vaginal o el dolor por la episiotomía.
  • A esto hay que añadir las exigentes necesidades de cuidado del recién nacido, y el cansancio que esto genera, además de los cambios que se dan en la vida de pareja.

“Inevitablemente, todo ello conduce a una falta de deseo sexual que es más fisiológico que emocional, por lo que puede ser más fácil de sobrellevar”, argumenta la doctora Molero.

A partir de los 50 la vida sexual es más plena

En lo que respecta a la sexualidad, sigue habiendo una serie de creencias que no tienen por qué corresponderse con la realidad.

  • "Se piensa que la juventud y la adultez es la etapa de plenitud sexual, y que a partir de la edad madura la vida sexual no existe", remarca la especialista.

En cambio, según cuenta la doctora, diversos estudios confirman que la generación X (que ahora tienen entre 45 y 60 años) practican más sexo y están más satisfechos con su vida sexual que la generación millennial.

La falta de deseo se puede tratar

Uno de los errores comunes que se cometen ante la falta de deseo es no pedir ayuda. Por eso es tan importante que los afectados tengan claro que la falta de deseo sexual se puede tratar y solucionar.

  • "Muchos tardan años en dar el paso de consultar porque piensan que es un problema suyo que tienen que arreglar ellos solos", advierte la presidenta de la FESS.

Modificar ciertos hábitos puede hacer mucho

Un estilo de vida saludable es fundamental para recuperar el deseo. Por eso uno de los primeros factores que tienen en cuenta los sexólogos son la higiene del sueño, qué tipo de alimentación se sigue o el nivel de estrés que sufren los afectados.

A parte de esto, es importante buscar que el tiempo que se comparte en pareja sea de calidad.

  • Salir a pasear solos, agendar citas para encontrarse eróticamente o impulsar la comunicación erótica a través de masajes sensoriales, juegos... son estrategias que pueden contribuir a aumentar la libido.

Si esto no resulta suficiente, desde la federación de sexólogos aconsejan ponerse en manos de un especialista.

¿se ha practicado más sexo durante la pandemia?

La Covid-19 ha tenido un enorme impacto en nuestras vidas, también a nivel sexual. El coronavirus no ha influido solo a las personas sin pareja estable, también ha condicionado los encuentros sexuales entre quienes viven en pareja.

  • Según una revisión de estudios publicada en Current Sexual Health Reports, durante la pandemia las mujeres, en general, han tenido menos relaciones sexuales y, además, han sido menos satisfactorias. Con lo que la brecha de placer entre hombres y mujeres puede haberse hecho más grande, concluyen los autores del informe.